24.4 C
Quintana Roo
junio 17, 2019
Sol Quintana Roo
Hoy Escribe

Opinión

STAFF SOL QUINTANA ROO

EL DOMINGO 26 DE MAYO, EL GLORIOSO EJÉRCITO MEXICANO SUFRIÓ UNO DE SUS MAYORES AGRAVIOS EN EL MUNICIPIO DE LA HUACANA, MICHOACÁN.

Catorce soldados fueron sometidos, desarmados, golpeados y humillados, por un grupo de “guardias comunitarios”. La vejación fue tal que llegaron a ordenarle al elemento que llevaba el radio-transmisor que se comunicara con su jefe y cuando se disponía a hablar, le fue arrebatado el radio y, tuteando el interlocutor, uno de los sujetos le exigió que les devolvieran las armas que les habían asegurado horas antes en un enfrentamiento.

Y les fue concedido.

La caterva de maleantes hizo que les regresaran varias armas largas, entre ellas un fusil de alta potencia Barret, con un alcance efectivo de 2 mil metros, utiizado para derribar helicópteros.

El presidente Andrés Manuel López Obrador, felicitó y reconoció a los soldados por su temple para soportar lo acontecido y no generar un hecho que hubiera causado mayores desgracias.

Nueve días después, quedó plenamente demostrado que no se trtató de guardias comunitarios, ni de campesinos, menos de gente del pueblo bueno y sabio del que tanto habla el Jefe del Ejecutivo.

Se trató de asesinos a suedo del Cártel Jalisco Nueva Generación

Gaudencio Lozano Barriga, alias ‘El Gaudi’, jefe de sicarios de la organización criminal es quién, “a nombre del pueblo”, exige por teléfono al comandante de la XXI Zona Militar, Gerardo Mérida, le devuelvan las armas.

También fueron reconocidos Bulmaro Arzate Fierro, “El Bulma”; Maricruz Ramírez, “La Mary” y su hija “La Deyse”; todos ellos ligados a Miguel Ángel Gallegos Godoy, “El Migueladas”, principal operador del CJNG en el territorio.

Si bien habría que felicitar a los militares que aguantaron a pie firme toda clase de humillaciones, también habría que censurar la actitud pusilánime del gobierno federal, que a más de una semana no ha hecho nada, ABSOLUTAMENTE NADA, para detener y castigar a los facinerosos.

Y ello, desafortunadamente, conlleva un mensaje no escrito para los delincuentes que, engolosinados por lo sucedido, supondrían que ese tipo de situaciones podrían repetirse.

En los Estados Unidos una de las premisas del gobierno, es que la respuesta a un agravio hacia las autoridades, debe ser más enérgica y ejemplar, a manera de escarmiento.

Aquí se habla de diálogo, perdón, amnistía y demás zarandajas que no funcionan con sujetos entregados al crimen.

Ojalá que no tengamos otro hecho que lamentar, ante la tibieza de Quien tiene la obligación de garantizar seguridad y bienestar al pueblo, y no a quienes difícilmente podrían ser redimidos.

Noticias relacionadas

LÍDERES POLÍTICOS

Jesús Belmont

POR LOS PASILLOS DEL CONGRESO

la Columna Política del Sol

DESAFÍO

Rafael Loret de Mola

Dejar un comentario