Sol Quintana Roo
Hoy Escribe

LA OPINIÓN

STAFF SOL QUINTANA ROO

El llamado a la unidad hecha por el presidente Andrés Manuel López Obrador en Tijuana, Baja California se convirtió en jolgorio, en fiesta, luego que el secretario de Relaciones Exteriores, Marcelo Ebrard Casaubón anunciara: “salimos con la dignidad intacta” al cancelarse indefinidamente, según él, los aranceles que amenazó imponer Donald John Trump a los artículos mexicanos de importación.

Previamente se había anunciado lo que sería la llave maestra para las negociones: el envío de 6 mil elementos de la Guardia Nacional para reforzar el impedimento al paso de migrantes a nuestro país.

Los elementos aún están capacitándose, es decir que la GN está en proceso de formación. Será hasta el 30 de junio cuando lleguen para contener a los migrantes que intentan llegar al vecino país del norte.

Es curiosa la postura del gobierno mexicano al que se le olvidó que lo que tanto reclama de sus migrantes en la frontera norte, es lo mismo que le hace a los migrantes que llegan por la frontera sur.   

Doble discurso sobre el problema migratorio para ceder ante las aviesas intenciones de Estados Unidos.

Pero en fin, el acuerdo ya se estableció y resulta que somos “un tercer país seguro”.

¿Qué es un tercer país seguro?

Cuando alguien huye de su país por algún riesgo, de acuerdo a la Convención Sobre el Estatuto de los Refugiados, firmado hace 68 años, no podrá ser regresado al sitio de donde huyó.

Ese es el primer país.

El segundo es a dónde quiere llegar. La gran mayoría opta por “el sueño americano”.

Ese es el segundo país.

Por su situación migratoria, la solicitud queda suspendida hasta en tanto no resuelva si lo acepta o lo rechaza.

Es ahí donde entra el tercer país: México, que deberá dar al refugiado las atenciones que el segundo le negó.

Esto es: no ser un territorio más violento que el país del que huyó y garantizar al refugiado vivienda, seguridad social, empleo, servicio médico, educación y asistencia legal.

Facilísimo ¿no?

¿O…acaso conoce usted algún mexicano que carezca de esa clase de servicios en nuestro México?

¡Claro que no, nomás faltaba, de veras que dan ganas de camuflarse de migrante. 

Mientras tanto, los responsables de que efectivamente se cumpla el envío de tropas: Alfonso Durazo Montaño, secretario de Seguridad y Protección Ciudadana y el general Luis Rodríguez Bucio, comandante de la Guardia Nacional, no saben ni dónde está parados y menos aún, cómo le van a hacer para que nuestros vecinos no vuelvan con el amago de una guerra comercial, porque México ya se comprometió a que si en 45 días no reduce el flujo migratoria, tendrá que volver a sentarse a negociar ante la amenaza latente de la guillotina arancelaria.

Pero todo eso es lo de menos, hay que festejar y seguir creyendo que la imposición de los aranceles perjudicaría más a la Unión Americana que a nosotros.

Aparentemente el problema de los migrantes quedó resuelto, pero Trump sigue con amagos y seguro que si no tiene ese motivo, buscará y encontrará cualquier otro para someter a su vecino al que considera débil.

La estrategia del primero empresario y después como jerarca de una de las potencias mundiales es simple.

Presiona de todas formas a su adversario, hasta la humillación, y si éste se muestra pusilánime, simplemente ¡lo aplasta!

Pero si lo enfrenta y no admite sumisión alguna, entonces se sienta a negociar.

¿Y aluego entons?

*******  

Related posts

Isegoría

Información

CASO ZHENLI YE GON: SIN CASA, SIN DINERO Y SIN SENTENCIA

Información

Isegoría; ¿Cuándo el fin del calvario?

Columnistas Invitados

Leave a Comment