STAFF SOL QUINTANA ROO

Chicago, Illinois.- El pasado mes de  abril una mujer fue asesinada, luego de que le arrancaran con un cuchillo de carnicero a su bebe.

La portavoz Cecilia García confirmó la declaración de la familia en Facebook, de que el bebé de Marlén Ochoa López murió en el centro médico Advócate Christ de Oak Lawn.

El estado del bebé era grave desde el ataque a su madre el 23 de abril. La vocera Julie Contreras dijo en un comunicado que Yovanny Jadiel López murió de una herida grave en el cerebro.

El cuerpo de Ochoa López apareció el mes pasado en un contenedor de basura detrás de la casa de una mujer que ha sido acusada del asesinato de la joven de 19 años.

La próxima audiencia de los tres detenidos será el 26 de junio y ese día tendrán la oportunidad de declararse culpable o no en este caso.

El caso de Marlen sacudió a Chicago, ya que fue secuestrada a pocos días de que se venciera el plazo para dar a luz.

Según los fiscales, Clarisa Figueroa, de 46 años, dijo ser la madre del bebé cuando lo llevó a un hospital. Ella y su hija de 24 años están acusadas de homicidio con agravantes.

Dejar respuesta