…Candil de la calle

STAFF SOL QUINTANA ROO

No hay la menor duda, el peor “adversario” del presidente López Obrador es él mismo. Por la mañana se reúne con la cúpula del sector empresarial comprometiéndose a abrirles las puertas de Palacio Nacional para gestionar trámites que faciliten las inversiones. Los hombres de negocios hablaron de invertir 32 mil millones de dólares en los dos próximos años.


Horas más tarde, la Comisión Nacional de Hidrocarburos (CNH) anunció la cancelación de la licitación para buscar socios privados a Pemex en siete áreas en tierra principalmente de gas, luego de que tanto la empresa como la Secretaría de Energía retiraron las áreas puestas a subasta.


AMLO dice una cosa y hace totalmente lo contrario.


Lo preocupante es que ese comportamiento es una constante en el titular del Ejecutivo. Hablar sin pensar y actuar sin medir las consecuencias le ha traído muchos problemas; otro caso es el de los migrantes.
El discurso lopezobradorista de darles empleo a los migrantes en sus proyectos del Tren Maya, la refinería de Dos Bocas y el Corredor Transistmico, solamente alentaron los flujos migratorios con las consecuencias por todos conocidas.


A estas estas alturas, y luego de las amenazas del presidente de Estados Unidos, Donald Trump sobre la aplicación de aranceles a nuestras exportaciones hacia el mercado estadounidense, el mandatario mexicano tuvo que darle un giro radical a su política migratoria.


El tema pasó de “ayuda humanitaria” a las decenas de miles de migrantes a un asunto de seguridad nacional.
Apenas en enero pasado, el presidente López tomó acciones que alentaron a los migrantes que huyen de la pobreza y la violencia en países centroamericanos a que se quedaran y trabajaran en nuestro país. Les facilitó el trámite de visados y de permisos de trabajo.


Esa política “humanitaria” se volvió un imán de migrantes.
La generosidad de AMLO hacia los migrantes “es parte de su compromiso generalizado para proteger los derechos humanos, reducir la desigualdad en el país y atender de manera prioritaria a las personas en situación de pobreza”, comentaron en Palacio Nacional.


La postura a favor de los migrantes adoptada por López Obrador en los primeros días de su administración representaba un contrapeso a las medidas promovidas por Donald Trump.


El fenómeno migratorio se ha convertido en un problema de seguridad y por ello es obligado saber quién entra y quién sale del territorio nacional, dijo el secretario de Seguridad y Protección Ciudadana, Alfonso Durazo Montaño.


“Creo que no debemos de sorprendernos de una cuestión tan elemental, tenemos que meter orden, tenemos que saber quién entra y quién sale del país y sobre todo tenemos que ir haciendo una base de datos suficientemente amplia como para generarnos información que nos dé capacidad para generar inteligencia y poder actuar contra esas bandas de traficantes de personas», comentó.


¡Quién lo iba a decir!


Hacía falta un jalón de orejas de Trump para que AMLO y su gabinete se pusieran a trabajar en el tema de seguridad y se olvidaran tan pronto como canta un gallo de la “ayuda humanitaria”.

POR LOS PASILLOS DEL CONGRESO
 
Sin experiencia en derecho parlamentario o sin título profesional, seis colaboradores de la Coordinación de Consultoría Jurídica Legislativa del Senado de la República obtienen sueldos brutos que van desde 49 mil 84 hasta 100 mil 448 pesos mensuales. Claudia Mendieta Camacho percibe un sueldo bruto mensual de 100 mil 448 pesos. Concluyó la carrera de derecho en 1998, pero no hay registro de su título profesional y no tiene antecedentes en derecho parlamentario. Joel Aniceto García López es pasante de licenciatura en ciencia política y administración pública y gana 89 mil 717 pesos brutos al mes. Seis colaboradores de la Coordinación de Consultoría Jurídica Legislativa no tienen experiencia en la materia.


El Senado y la Coordinación Nacional de Memoria Histórica y Cultural de México firmaron un acuerdo para preservar en versiones digitales y en el ciberespacio los documentos originales de ésta cámara legislativa desde su fundación el 4 de octubre de 1824, siendo el primer presidente del Senado, Valentín Gómez Farías. El convenio fue firmado entre el presidente del Senado, Martí Batres, el presidente del Consejo Asesor de Memoria, Eduardo Villegas, y Beatriz Gutiérrez Müller, integrante del Consejo Asesor Honorario de la Coordinación de Memoria Histórica.


El PAN en la Cámara de Diputados demandó al Gobierno del presidente AMLO que “el entorno internacional exige hoy que nuestro país ponga en marcha una política internacional activa, de Estado, con principios y no de partido”. Se enfatizó que se requiere una política de Estado “que a corto, mediano y largo plazo contenga una visión internacional propositiva y estratégica en concordancia al peso y liderazgo geopolítico de la nación”. A través del coordinador de los diputados federales de dicho partido, Juan Carlos Romero Hicks, el PAN expuso que “en esta estrategia urge una agenda bilateral con EU, así como regional de América del Norte con Centroamérica”.

Dejar respuesta