Sol Quintana Roo
Hoy Escribe

LA COLUMNA DEL SOL

*López Obrador y SEMAR quedan ante el mundo como los grandes ignorantes y mentirosos en materia combate al sargazo.

*Por sus intereses empresariales y políticos, Francisco Córdova, Maribel Villegas, Luis Alegre, José Luis Pech y Arturo Abreu Marín mal informaron a AMLO sobre el alga.

*La tibieza del gobierno local para exponer la afectación del sargazo al presidente de Morena provoca el descontento social y empresarial en Quintana Roo.

STAFF SOL QUINTANA ROO

El desprecio del presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, por combatir de manera eficiente la invasión del sargazo estaba prevista, sobre todo si le echamos un vistazo a quienes son sus informantes de primera mano.

Por el momento, una vorágine de especialistas, políticos, periodistas y la ciudadanía les cayó tanto al presidente López Obrador y al secretario de Marina, el almirante José Rafael Ojeda Durán, quienes minimizaron el arribo masivo del alga a las costas de Quintana Roo.

La actuación del jefe de los marinos Ojeda Durán en Quintana Roo carece de veracidad. En la conferencia mañera a lado de su Jefe Supremo, dijo que no habría recursos para que empresas privadas combatieran el sargazo. Sin embargo, sin presentar pruebas y mucho menos conocimiento sobre el sargazo, argumento que se estaba haciendo mal uso de los recursos que por eso ellos construirían las barcazas para extraer el alga en altamar.

Volcamos a los informantes de AMLO. El empresario Francisco Córdova Lira, dueño de Delphinus y acaudalado magnate cancunense, dijo que López Obrador lo nombró el representante oficial del presidente para atender el problema del sargazo en las costas de Quintana Roo.

Y aprovechándose de esta posición en un principio buscaba sacar raja para él y su familia. Sin embargo, fue descubierto y de último momento tergiversó la información sobre la verdadera magnitud y los estragos que ha venido provocando el arribazón del sargazo a las costas de Quintana Roo.

El cambio de estrategia de información sesgada que minimizaba el problema, la proporcionó Córdova Lira al presidente López Obrador, pero fue con el fin de impedir que se dieran cuenta de su movida, pues su sobrino Pablo Careaga Córdova pretendía los contratos.

Sin embargo, ante la patraña tuvo que minimizar la verdadera magnitud del sargazo al rechazar los contratos, pues dijo que no sería necesarios.

Como se sabe, empresarios denunciaron que Pablo Careaga Córdova, coordinador del Tren Maya designado por Fonatur, pretendía busca ganar una licitación para limpiar toneladas de sargazo en las playas del caribe mexicano, para ello creó la empresa Escudo del Caribe.

Según Fonatur, se necesitaban 50 millones de dólares para combatir dicha alga marina, pero el negocio de la familia Cariaga Córdova se estaba empujando desde interior del gobierno federal para obtener dicha licitación.
Cariaga, su mamá y su tío Francisco Córdova Lira impulsaban a la empresa Escudo del Caribe para favorecerse.

ENEMIGA DE QUINTANA ROO

Por su parte, otra de las mentes que por caprichos e intereses personales de grupúsculos proporcionaron información imprecisa al presidente López Obrados sobre el sargazo fue la senadora morenista Marybel Villegas, pese a saber de la urgencia ante la afectación de la alga, impidió puntos de acuerdo para legislar en materia de ayuda al combate del alga que afecta las costas de Quintana Roo.

El pasado 10 de junio la senadora Mayuli Martínez Simón exigió un punto de acuerdo de urgente resolución ya que no se ha materializado la intervención del gobierno federal en el combate al arribazón del sargazo, en tanto las playas quintanarroenses siguen siendo afectados gravemente por el alga, con la consecuente afectación ambiental y turística.

Sin embargó la la morenista Marybel Villegas al presidir la reunión de comisiones pidió bajar ese punto de acuerdo, por lo que no fue tema en la permanente en el Senado, una acción que perjudica a los quintanarroenses.

Ese mismo desprecio por combatir el sargazo que afecta a Quintana Roo lo transmitió al presidente AMLO, quien al parecer le hizo caso también.

Por su parte, el diputado Luis Alegre, el senador José Luis Pech y el “súper coordinador” de delegados de la federación Arturo Abreu Marín, mostraron una y otra vez su desprecio al tema.

Para Luis Alegre, tan campechano asegura que el sargazo se los llevan a las corrientes, además de que ese problema no se vive en Estados Unidos, de donde es ciudadano. El senador Pech está más dedicado a hacer historia matando al turismo, pues es los verdugos del Consejo de Promoción Turística Nacional porque, sin argumentos, asegura que se estaban robando el dinero.

El ex rector que sí se benefició con los lotes de la Universidad de Quintana Roo en Tulum donde posee una gran extensión de tierra mal habida, y de los presupuestos universitarios pasó por alto la batalla legislativa para la obtención de recursos para combatir el sargazo.

Y de Arturo Abreu Marín ni que decir, pues esta más preocupado por la fotos del sargazo que puedan tomar los participantes a la cumbre del alga que en ofrecer propuestas para combatir el sargazo.

Related posts

DESAFÍO

Rafael Loret de Mola

EL MAGNICIDIO COMO REGRESOR DE LA HISTORIA

Información

VENENO PURO

Información

Leave a Comment