STAFF SOL QUINTANA ROO

Un juez federal dictó sentencia de 57 años de prisión contra Raúl García Rodríguez, El Sureño, jefe de plaza de Los Zetas en San Nicolás de Los Garza, Nuevo León.

La Fiscalía General de la República aportó pruebas para que El Sureño recibiera condena por secuestro y narcomenudeo, en la hipótesis de posesión de cocaína con la finalidad de comercio en su forma de venta.

Además de portación de armas de fuego de uso exclusivo del Ejército, Marina y Fuerza Aérea.

También apodado Chicano o Comandante Quecha, este hombre era uno de los líderes más agresivos de Los Zetas, lo que le permitió dirigir las operaciones del grupo criminal en el norte de Monterrey.

Fue detenido en 2011 por elementos de la Marina, tras una denuncia anónima que refería a hombres armados en un domicilio ubicado en esta ciudad.

Tenía 200 dosis de cocaína, 100 de crack y un vehículo deportivo con armas largas.

El juez Segundo de Distrito de Procesos Penales Federales en estado de Tamaulipas, con residencia en Matamoros, también le impuso una multa de 4 mil 680 días, equivalentes a 279 mil 957 pesos con 60 centavos.

Dejar respuesta