Sol Quintana Roo
Hoy Escribe

¿DÓNDE QUEDÓ EL ESTADO LAICO?

La postura de los policías federales no obedece a intentos por desestabilizar a la Guardia Nacional, no hay ninguna mano negra, sino son consecuencia lógica de recortes y acciones viscerales del gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador.

Una de las inconformidades es que su sueldo fue disminuido de 15 a 12 mil pesos y les quitaron días de descanso.

Sus demandas son legítimas y López Obrador debe responder a ellas de la misma forma en que, siendo oposición, exigía a Fox, a Calderón y a Peña Nieto que atendieran las demandas de la sociedad.

Entre sus arengas de entonces, decía: El pueblo uniformado también es explotado” y ¿el policía no lo es?

Pero lo más grave de la actual situación es que quienes están de plácemes, son los grandes delincuentes, pues mientras se solucionan las cosas, pueden actuar a sus anchas sin que nadie los moleste.

Las tareas de seguridad están frenadas.

Desde el inicio del paro, el miércoles 3, no se registra salida alguna de armas y municiones del almacén de la PF y al menos 500 unidades están varadas en el Centro de Mando de esta corporación, en Iztapalapa, en la Ciudad de México, como si se tratara de un depósito de desechos vehiculares.

Entre esos vehículos hay decenas que fueron donados por el gobierno de Estados Unidos, dentro del Plan Mérida. Son unidades especiales, equipadas para la detección de armas, explosivos, mercancía ilícita y drogas, con sistemas de rayos X y rayos gama

Y todo ello, amalgamado con los insultos y diatribas de López Obrador y Alfonso Durazo, que han declarado que la PF debe desaparecer por corrupta, que se echó a perder en los sexenios anteriores.

Los aún policías federales replican: “¿Si estamos podridos, para qué nos quieren en la GN y si el principal corruptor considera que fue Genaro García Luna, por qué no van por él y dejan de afectar a los elementos?”

Por otra parte, se maneja la posibilidad de que los elementos que hayan faltado a sus labores durante tres días o más, sean dados de baja por abandono de trabajo.

¿Esa misma actitud la asumirá el gobierno de López Obrador con los maestros disidentes, que un día sí y otro también faltan a sus labores y nadie los toca?

Related posts

DESAFÍO

Información

BRAMA EL MÉXICO PROFUNDO

Información

“HISTORIAS DE REPORTERO”, EN SOL QUINTANA ROO

Carlos Loret de Mola

Leave a Comment