*Por ineficiencia y no cumplir con las expectativas requeridas serán seis los funcionarios que serán sustituidos de sus cargos, antes y después de la lectura y mensaje del III Informe de Gobierno.

*Son: Las secretarías del Trabajo, Economía, Ecología, Oficialía Mayor, Sistema Quintanarroense de Comunicación Social y la Coordinación General de Comunicación Social.

*Ninguna de las dependencias mencionadas ha logrado cumplir sus objetivos cabalmente y sí han estado envueltas en polémicos problemas que ponen en duda la honorabilidad.

STAFF SOL QUINTANA ROO

Ante la falta de compromiso, interés y ética para servir a los quintanarroenses, el “Gobierno del Cambio” realizará cambios estratégicos para recobrar la confianza de los miles de ciudadanos que, en su momento, entregaron su confianza a un gobierno que marcaría la diferencia.

Pese a las peripecias ocurridas durante los primeros tres años de la actual administración, de acuerdo con información obtenida por Sol Quintana Roo, se realizó un balance general sobre el trabajo de todas y cada una de las dependencias del gabinete legal y ampliado.

Obteniendo, que por ineficiencia y por no cumplir con las expectativas requeridas fueron seis los funcionarios públicos que serán sustituidos de sus cargos, esto antes y después de la lectura y mensaje del III Informe de Gobierno.

Sin embargo, se quedó en claro que la cuenta puede aumentar antes de que finalice 2019, esto de mantenerse pasivos los funcionarios que han bajado la guardia y no han cumplido al ciento por ciento.

Las dependencias que tendrán cambios son: Las secretarías del Trabajo, Economía y Ecología, así como la Oficialía Mayor, el Sistema Quintanarroense de Comunicación Social y la Coordinación General de Comunicación Social.

De acuerdo con la evaluación realizada, ninguna de las dependencias mencionadas ha logrado cumplir sus objetivos cabalmente y sí han estado envueltas en polémicos problemas que ponen en duda la honorabilidad.
Es decir, sus “logros” en el papel no los han podido aterrizar en su trabajo cotidiano para el buen desarrollo del Estado y de sus ciudadanos, deteniendo el crecimiento político, social y económico.

Catalina Saarvelia Portillo Navarro, secretaria de Trabajo y Previsión Social, ha estado envuelta en problemas desde su llegada al puesto. Incluso, en su momento el presidente de la Junta de Conciliación y Arbitraje, Pedro Javier Moreno Uc, solicitó al Congreso del Estado un juicio político en su contra y además interpuso una demanda ante la Fiscalía Anticorrupción de Quintana Roo por el delito de abuso de autoridad en septiembre de 2017.

Por su parte, Rosa Elena Lozano Vázquez, titular de Desarrollo Económico, llegó con aires de grandeza y en primer momento decidió la portación de uniformes o trajes típicos para que los empleados ingresen a laborar a la dependencia.

Es una titular que siempre a acosado a los burócratas y ese mismo acoso y las irregularidades contra el personal causaron la muerte de tres trabajadores de las oficinas de Chetumal, denuncia interpuesta ante la Comisión de los Derechos Humanos.

Hasta el momento la única acción hecha por la Secretaría ha sido inaugurar un centro de competitividad e iniciar obras del camino de acceso del nuevo parque Industrial.

Alfredo Arellano Guillermo, secretario de Ecología y Medio Ambiente, no ha dejado las mala mañas, como es recordar cuando fungió como director de la Comisión Nacional de Áreas Protegidas (Conanp) a nivel regional autorizó al mejor postor casi 300 embarcaciones, cuando el plan de manejo para el parque marino de Cozumel era de 200.

Manuel Israel Alamilla Ceballos, oficial mayor de Gobierno, es otro de los funcionarios que no convencido al actual gobierno y uno de los funcionarios que más le ha causado problemas al gobierno del cambio.

Ha sido acusado o señalado de favorecer a empresas amigas para entregarles obra pública. En 2016, contrato empresas foráneas para la fabricación de uniformes escolares, mismos que terminaron siendo un ridículo de prendas mal hechas y sin tallas para nadie. Confeccionados con una mala calidad. Este año, ganaron locales amigos.

En febrero de 2019 inició una guerra personal contra el Instituto Cumbres, supuestamente, por acoso escolar hacia su hijo. También fue criticado por la construcción de una mega mansión con valor superior a los 10 millones de pesos. ¿De dónde salió el dinero?

Y qué decir de Martha del Carmen Silva Martínez, directora general del Sistema Quintanarroense de Comunicación Social y madre de Luis García Silva, delegado de Desarrollo Económico y anteriormente director igual del SQCS.

Pese a existir cientos de pruebas para procesar a sus antecesores que desviaron más de 804 millones de pesos, la ex priista ha callado. Mantiene un canal secuestrado por las llamadas “vacas sagradas”, quienes no aportan nada para Quintana Roo y sólo se les permite hacerse millonarios con programas que no ve, ni ella misma, pero que obtienen jugosos contratos haciendo un negocio redondo.

Por último, por segunda ocasión será removida de su cargo la tristemente célebre Haide Serrano Soto, quien llegó al equipo de actual gobierno invitada por su patrón Miguel Ramón Martín Azueta, quien en su momento la rescató para hacerla directora de su desaparecido periódico El Quintanarroense.

Estos son los funcionarios que serán removidos por falta de compromiso con el proyecto y quienes no han aportado nada para el Estado.

Anuncios

Dejar respuesta