Aletia Molina/STAFF SOL QUINTANA ROO

Un total de 20 personas murieron y 26 resultaron heridas en un tiroteo ocurrido este sábado en un complejo comercial de El Paso (Texas, Estados Unidos), según informó el gobernador Greg Abbot, que ha hablado de «uno de los días más sangrientos» de la historia del Estado. De las víctimas mortales, al menos seis son mexicanas. Se trata del ataque con armas de fuego más letal en lo que va de año en Estados Unidos. Además, se registró otro tiroteo en Dayton (Ohio) con al menos nueve víctimas mortales y 16 heridos.

Tras los hechos en El Paso, hay al menos una persona detenida, que ha sido identificada por la policía como el pistolero. Se trata de un varón blanco de 21 años, Patrick Crusius. La policía ha explicado que el asesino había escrito antes de actuar, un manifiesto de cuatro páginas titulado “Probablemente voy a morir hoy”, un texto que no ha hecho público y que todavía está confirmando que efectivamente haya sido escrito por el atacante, pero que sitúa el tiroteo como «un potencial crimen de odio». El manifiesto habría sido publicado en un foro ultraderechista de Internet poco antes de la masacre.

El texto, según The New York Times, expresa posturas racistas y habla del ataque como «una respuesta a la invasión hispana de Texas». «Los hispanos tomarán el control del Gobierno local y estatal de mi amado Texas», dice el manifiesto, según el diario estadounidense. «La abundante población hispana en Texas», prosigue, «nos convertirá en un bastión de los demócratas».

Varios aspirantes demócratas a la Casa Blanca en 2020 apuntaron al «racismo» y su condescendencia con el «supremacismo blanco» del presidente Trump, como uno de las causas detrás del tiroteo de El Paso.

El aspirante a la candidatura presidencial demócrata Beto O’Rourke, acusó al mandatario Trump, de incitar el racismo en el país.

En lo que va de 2019, 251 hechos relacionados con armas en Estados Unidos, se han cobrado la vida de al menos 250 personas y más de mil heridas, cuando el debate de posesión de armas, un tema muy espinoso a tratar en este país, literalmente está congelado en el Congreso.

Se calcula que Estados Unidos es el país del mundo en el que existe el mayor número de armas en manos privadas, con cerca de 60 millones de personas que poseen un arsenal combinado de más de 200 millones de armas.

Los estadounidenses poseen la mayor cantidad de armas por persona en el mundo: alrededor de cuatro de cada 10 dicen que poseen una pistola o viven en una casa con armas de fuego, según un estudio del Centro de Investigaciones Pew publicado en 2017.

En varias ocasiones Trump ha sugerido que le gustaría poder tener una respuesta militar y de las fuerzas del orden más dura y contundente con los inmigrantes. En mayo, cuando un asistente a un mitin en Florida gritó un “disparadles” conforme el presidente preguntaba retóricamente cómo frenarles, la respuesta fue un chiste sobre que un comentario así solo se podía hacer en ese estado.

Es imperante generar las condiciones para que los hechos de este tipo no se repitan; y, además, se debe incluir el tráfico de armas como tema de la agenda bilateral. México debe poner también sus condiciones para que ese tráfico de armas se detenga.

Este espacio condena los hechos y manifiesta solidaridad con las víctimas, debemos tomar esta tragedia como una fuerte llamada a parar los discursos de odio.

Dejar respuesta