STAFF SOL QUINTANA ROO

Ciudad de México.- Durante la gestión de Rosario Robles en la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu) se concretó un daño a la Hacienda pública que no ha sido aclarado, por al menos mil 556 millones 314 mil 251 pesos.

La Auditoría Superior de la Federación (ASF) mantiene en seguimiento 10 observaciones que realizó a la gestión de la exfuncionaria, quien desde el pasado martes se encuentra en prisión preventiva en el penal de Santa Martha Acatitla de la Ciudad de México, acusada de ejercicio indebido del servicio público.

Con base a las auditorías de 2016 y 2017 que la ASF realizó, la Sedatu pagó a instituciones públicas y proveedores por servicios, productos y estudios que no se entregaron, se copiaron de internet, se pagaron hasta en cuatro ocasiones o presentan inconsistencias.

El titular de la ASF, David Colmenares, informó el día de ayer que ha presentado 10 denuncias ante la Fiscalía General de la República relacionadas con el caso de la «Estafa Maestra», por el que se detuvo a Robles.

Anuncios

Dejar respuesta