Sol Quintana Roo
Hoy Escribe

PRESIÓN BAJA Y DIABETES.

Doctor Kiskesabe/Sol Quintana Roo

Hace 60 años los diabéticos tenían un período de vida muy corto. La mayoría perdían la pelea en los primeros años de su enfermedad. Hoy, observamos diabéticos con 20, 30 o más años de evolución. Algunos en buenas condiciones. Otros no.

Una de las complicaciones que se están observando en el momento actual es la neuropatía diabética, de instalación lenta y progresiva durante mas de 10 años de evolución, mal comprendida por médicos y pacientes lo que propicia errores en su interpretación, diagnóstico y tratamiento.

_ Doctor, estoy con usted para que me trate de mi azúcar baja. Soy diabético desde hace 25 años. _Dijo como prólogo un hombre de unos 60 años de edad, 30 de los cuales los había vivido con diabetes. En su semblante físico y mental reflejaba el desgaste que la enfermedad le había ocasionado, con su lento caminar, su cara un tanto abotagada y pálida, su cuerpo enjuto y descarnado. Y continuó. _Llevo varios meses tratándome del azúcar baja. Tomo mi medicamento para el azúcar y me baja, hasta 60 según me dice el Doctor que me está tratando. Cuando me baja el azúcar me desguanzo y sudo frío, siento que me desmayo. Dejo de tomar el medicamento para el azúcar pero me sube hasta 200 y tengo que volver a tomarlo como me dice mi Doctor y de todas formas yo siento que me desguanzo y que sudo aunque mi azúcar este alta, pero el Doctor dice que me baja y que esa es la causa. Como azúcar o refresco y se me pasa, pero luego me repite ese decaimiento.

_Por lo que me dice veo que se siente mal aún con el azúcar normal, ya que la cifra de 60 miligramos es normal. Para sentir molestias por el azúcar baja, debe descender por debajo de 45 miligramos, luego entonces no parece que esta sea la causa directa de sus molestias. _Le informé.

_Pos eso es lo que yo le digo al Doctor, que como va a ser mi azúcar baja si la tengo normal, pero él dice que es por eso y que coma azúcar pero yo veo que me sube.

Se procedió a explorarlo y solo se encontró un solo dato que llamó la atención: Presión arterial baja, 100/60. Para sus 60 años de edad, y 30 con diabetes es de esperarse que la presión arterial fuese de 130/80 a l60/95 ya que con el paso de los años y sobre todo en los diabéticos la presión arterial tiende a ir aumentando lentamente como consecuencia del endurecimiento de las arterias. La naturaleza humana tiende a buscar el equilibrio y con la edad puede aumentar la presión arterial con el fin de aportar la suficiente cantidad de sangre al cerebro. Esto es entendible si se compara un tubo de agua que se va llenando de sarro con el paso del tiempo, para que fluya la misma cantidad de agua por un tubo estrecho debe aumentar la presión arterial. Lo mismo hace el cuerpo, aumenta la presión normalmente para proporcionar e incrementar la suficiente cantidad de sangre al cerebro el cual sufre por la disminución de sangre que llega por arterias estrechas.

_Creo que ya tengo la explicación para su desguanzamiento y la sudoración. No es de gravedad. _Le informé tratando de calmarlo. _Parece que es su presión arterial baja la que en parte le provoca sus molestias. Si usted fuese adolescente sería normal. Pero su motor ya tiene muchos kilómetros recorridos y le ha disminuido la compresión de sus cilindros. _Se sonrió de buena gana ante la comparación y confesó.

_Es posible que tenga razón Doctor. ¡Si le platicara a las que he sometido este viejo motor, no me creería!. _Espetó el enfermo como presumiendo y sintiéndose satisfecho de la vida por haberle permitido realizar tales hazañas que por el gesto placentero y pícaro de su rostro  preferible es no describir lo que supuestamente hizo en sus buenos y lejanos tiempos.

_¡Lo bueno es que lo carrereado y lo “bailao” nadie se lo quita!. Se ve que disfruta al recordar lo que hizo con su motorcito.

_ ¡Claro que sí, Doctor! Pero. ¿Oiga Doctor y porqué me baja la presión o que vamos a hacer, se me va a parar el motor o qué?. _Dijo, reflejando nuevamente su picardía de viejo lobo de mar.

_No. _Le dije. _No creo que a esta edad y con 30 años de azúcar se le pare el motor. Este le va a seguir funcionando pero a menos revoluciones por minuto. La causa de lo que usted siente es por la neuropatía diabética. Esta complicación de la diabetes se presenta en pacientes con muchos años de evolución y puede alterar la función de diferentes órganos incluyendo las arterias. Normalmente la regulación de la presión arterial depende del sistema nervioso autónomo que coordina la contracción y dilatación de las arterias microscópicas. En los diabéticos se altera esta coordinación como consecuencia de la neuropatía. Se alteran las señales nerviosas (eléctricas), las arterias se dilatan y esto hace que baje la presión arterial. También se altera la coordinación del funcionamiento de las glándulas sudoríparas de la piel y aumenta la sudoración y la sensibilidad al frío. La presión baja produce somnolencia, desguanzamiento o desmayos. Junto con la sudoración, produce la confusión con azúcar baja. Los síntomas de la baja de azúcar y la neuropatía con baja de la presión son parecidos. De ahí la confusión en la interpretación de lo que usted siente y del tratamiento inefectivo. Su problema no es por baja de azúcar.

       Con esta información, el paciente se mostró más convencido de la causa de sus molestias y hubo mayor comprensión en cuanto al tratamiento para la neuropatía el cual, resolvería lentamente su sintomatología. Tendría que esperar varias semanas para lograr una buena respuesta.

Related posts

DESAFÍO

Información

¿DÓNDE QUEDÓ EL ESTADO LAICO?

la Columna Política del Sol

CONTRA LA IMPUNIDAD NO HAY ESCUDO QUE FUNCIONE

Información

Leave a Comment