*Uno de los principales operadores de Roberto Borge Angulo, Juan Carrillo Soberanis, falseó en sus números proteccionistas, ensalzó la Isla, y de nuevo, dejó a un lado la parte vulnerable del municipio, la zona Continental.

*Las obras presentadas como propias fueron llevadas al cabo con inversiones realizadas por los gobiernos federal y del Estado… Entonces ¿Dónde fue invertido el dinero del presupuesto destinado para la ínsula?

*La cuarta rendición de cuentas del cancunense, avecinado en Isla Mujeres, fue triunfalista, una copia fiel de los tres primeros presentados, donde insiste en que se ha logrado mejorar la calidad de vida de las familias isleñas.

STAFF SOL QUINTANA ROO

ISLA MUJERES.- La manipulación y maquillaje en los informes municipales han sido el común denominador en este primer año de gobierno han demostrado ante la opinión pública la falta de compromiso de sus representantes de elección popular.

Juan Carrillo Soberanis presenta un informe embustero y manipulador, un informe plagado de números tendenciosos, de logros inexistentes, un informe que no muestra la realidad de los municipios, sino todo lo contrario; lo antepone ante la falta de respeto hacia el electorado.

El presidente municipal, uno de los principales operadores de Roberto Borge Angulo, falseó en sus números proteccionistas, ensalzó la Isla, y de nuevo, dejó a un lado la parte vulnerable del municipio, la zona Continental.

La inseguridad, sobre todo en la zona Continental, marca una continuidad de violencia, de la cual los isleños han mostrado en múltiples ocasiones y es por eso que exigen resultados inmediatos a las acciones que ejercer el propio Carrillo Soberanis.

Las obras presentadas como propias fueron llevadas al cabo con inversiones realizadas por el gobierno federal y gobierno del Estado… Entonces ¿Dónde fue invertido el dinero del presupuesto destinado para la ínsula?

En esta cuarta rendición de cuentas del cancunense, avecinado en Isla Mujeres –las primeras tres fueron en su primer mandato-, fue triunfalista, una copia fiel de los tres primeros presentados donde insiste en que se ha logrado mejorar la calidad de vida de las familias isleñas.

Basta con recordar, que Carrillo Soberanis falsó desde su declaración patrimonial, grave ofensa para los isleños, pues posee residencias, hoteles y costosos vehículos, entre otros bienes que prefirió ocultar para no poner en evidencia su enriquecimiento inexplicable.

Encontró su futuro más cercano para obtener riqueza a costa del poder de la administración pública y del erario alado del ex gobernador preso en una cárcel psiquiátrica de Morelos, Roberto Borge Angulo, pues es él quien lo convirtió primero en diputado local y más tarde presidente municipal de Isla Mujeres.

Como se recordará, en su declaración tres de tres el reelecto alcalde aseguró que gana un millón 597 mil 690 pesos anuales, que posee cuatro cuentas bancarias dos de Banorte, una en Santander y otra en HSBC, en las cuales asegura tener más de 500 mil pesos, además posee dos camionetas una Chevrolet 2014 y una Toyota 2015 las cuales pagó al contado. Ese sería todo su patrimonio, según él.

Juan Soberanis presenta un informe triunfalista, mientras que fuentes de Seguridad Pública municipal denunciaron que no cuentan con personal suficiente para vigilar la zona continental de la Isla Mujeres, y dejaron entrever que el alcalde tiene a más de 50 policías municipales cuidado varios de sus cotizados predios en Isla Blanca, que según expertos superan los cuatro millones de dólares, es decir unos 72 millones de pesos.

Los hechos figuran en el expediente FGE/QR/BJ10/16120/2017 de la Fiscalía General del Estado (FGE), en la que se relata que «policías municipales de Isla Mujeres han tomado partido en una invasión de terrenos en Isla Blanca».

El programa implementado en la anterior administración, “Reciclando Basura por Alimentos” resultó ser un mega fraude, que en nada ayudó a reducir los índices de pobreza de la entidad y al que se destinaron millonarias sumas, mismas que aún se siguen auditando.

Bajo sus órdenes estaban otros priistas a los que la administración quería destacar como José Luis Toledo Medina (hoy diputado local), Israel Hernández (“extraviado”) e Isaías Capelline, quien, además de espionaje, se encargaba de realizar el «trabajo sucio» del Gobierno del Estado, hasta el día de su asesinato. Llegó a un informe en el que la Secretaría de la Gestión Pública lo mantiene investigado.

Los primeros tres años de su gobierno fueron igual que el cuarto: Gris. Aunque ahora, tiene el apoyo directo de Edgar Gasca, quien fue su sucesor cuando pidió licencia para buscar la candidatura de Benito Juárez.

El primer Informe del segundo mandato de Juan Carrillo Soberanis no fue de rendición de cuentas, sino de ego personal, fue un informe plagado de mentiras que los propios isleños pueden comprobar. Obras ¿Dónde están? Crecimiento ¿Cuál? Bienestar ¿Para quién?…

Anuncios

Dejar respuesta