STAFF SOL QUINTANA ROO

Algunos de los materiales en el interior de los autos requieren de un cuidado especial y pueden resultar más frágiles de lo que imaginamos. Por esta razón, queremos darte estos 7 consejos que ayudarán a que las superficies dentro de tu auto se mantengan siempre en las mejores condiciones, volviéndose un lugar más confortable para pasar dentro de él cuantas horas te sea necesario y  mejorando el valor de reventa de tu auto para cuando haya que venderlo y adquirir uno nuevo.

CIUDA EL CIELO DE TU AUTO: El cielo del auto es uno de los lugares más propensos a manchas por el tipo de tela que se utiliza y es también difícil lavarlo porque puede deteriorarse fácilmente cuando entra en contacto con agua, por eso evita tocarlo y sobre todo evita hacerlo después de comer para no dejar rastros de grasa que pueda mancharlo.

USA GRASAS Y PROTECTORES DE PLÁSTICOS ESPECIALES: Para las superficies plásticas de tu automóvil como lo es el tablero, puertas y consola, procura usar grasas especiales ya que estos no dañan el plástico de los autos. Evita que estos fluidos caigan en las superficies de tela del interior como lo son asientos y revestimientos en puertas para no mancharlos y por ningún motivo vayas a utilizarlos en el volante, pedales o palanca de cambios ya que se volverá más complicado manipular.

LEER TAMBIÉN:PROTEGE TU CARRO DEL SOL

QUITA INMEDIATAMENTE MANCHAS OCASIONADAS POR DERRAMES DE LÍQUIDOS O COMIDA: Si la tela se mancha de comida, trata de limpiarlo lo más rápido posible para que la mancha no se impregne, puedes colocar sal sobre la mancha para absorber los restantes grasa. Si se derramó algún líquido, absorbe el exceso con un trapo limpio y deja secar el interior. Más adelante, lava la tela con limpiadores especiales.

ACABA CON LOS MALOS OLORES: Compra bicarbonato de sodio y coloca varias cucharaditas en puntos estratégicos dentro del habitáculo, déjalos ahí un día con las puertas y ventanas cerradas y remueve. Esto absorberá los olores del auto, aunque claro, para olores muy impregnados (el del cigarro es especialmente difícil de eliminar) quizá debas repetir el mismo proceso más de una vez.

CUIDA TUS SUPERFICIES DE PIEL: Si tu auto tiene asientos u otras superficies forradas con piel, recomendamos que pongas especial atención al cuidado de esta ya que con las diferencias de temperatura que se dan en todo un día y el tiempo, esta puede agrietarse y resquebrajarse. Para evitarlo, consulta el manual de usuario y aplica con la frecuencia especificada productos especiales para limpiar la piel y mantenerla fresca.

CUÍDALO DE LA LUZ SOLAR: Algunos de los plásticos en el interior son propensos a decolorarse y maltratarse con la luz solar. Entendemos que en muchos casos es necesario dejar estacionados nuestros autos al aire libre y si es tu caso, trata de adquirir los reflejantes especiales para usarlos cuando dejes tu auto al alcance de la luz del sol por largos periodos de tiempo.

Dejar respuesta