Sol Quintana Roo
Portada

¡MÉXICO VIOLENTO!

*Ni Calderón con su guerra vs las drogas provocó tantas muertes.

*Tampoco Peña Nieto con su “Ni los veo ni los oigo”.

*A nueve meses de gobierno de López Obrador, 29 mil asesinatos.

*El día de su Informe de Gobierno se registraron 102 ejecutados.

*En Quintana Roo, Cancún acumula 287 asesinados y Playa del Carmen 153.

STAFF SOL QUINTANA ROO

Ciudad de México.- La estrategia del presidente Andrés Manuel López Obrador de no combatir al crimen organizado ha sido fallida, provocando un mayor número de muertes violentas que en los sexenios anteriores de Felipe Calderón Hinojosa y Enrique Peña Nieto; en apenas los nueve meses que lleva de gobierno se han registrado 28 mil 207 asesinatos, además de 687 feminicidios.

En el primer año de gobierno de Enrique Peña Nieto se registraron 18 mil 432 muertes violentas y en los nueve meses que lleva de gobernar el presidente López, es decir tres meses menos, es notorio el incremento de muertes violentas, así como los feminicidios.

Durante todo el sexenio de Peña Nieto, hubo 156 mil 992 crímenes, pero de continuar la tendencia en la espiral violenta que se vive con López Obrador, podrían registrarse cerca de 300 mil muertes vinculadas a la delincuencia organizada, es decir un 90 por ciento más que su antecesor.

De acuerdo a cifras del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública, en los tres primeros meses de gobernar, del uno de diciembre al uno de marzo, hubo 8 mil 493 asesinatos, un promedio de más de 2 mil 800 homicidios cada mes durante el primer trimestre del año.

Conforme a cifras del Sistema Nacional de Seguridad, en enero se registraron 2 mil 855 homicidios dolosos, en febrero, 2 mil 802 y en marzo 2 mil 836; los estados donde se ha observado mayor violencia han sido Veracruz, Guanajuato, Guerrero, Jalisco, Tamaulipas y Michoacán.

En el primer mes del nuevo gobierno federal, los homicidios dolosos repuntaron un 65 por ciento, respecto al último mes de la pasada administración.

Diciembre cerró con 887 ejecuciones, un repunte considerable en comparación con las 537 víctimas contabilizadas en el último mes de la gestión de Enrique Peña Nieto y la semana en la que se registró mayor número de asesinatos, fue la del primero al 8 de diciembre, día en que López Obrador rindió protesta, con 312 casos.

Balacera en Minatitlán, Veracruz

Tras el ataque en el pasado mes de abril a una casa en Minatitlán, Veracruz, donde se celebraba una fiesta y hubo un saldo de 14 personas muertas, el presidente López visitó la entidad y culpó a los anteriores gobiernos de lo que ocurre, a la vez que anunció por enésima vez la creación de la Guardia Nacional, “que nos permitiría serenar al país frente a sus altos niveles de violencia e inseguridad”.

El mandatario aseguró que con la Guardia Nacional, reduciría la criminalidad en sólo seis meses.

En consonancia con el mandatario, el almirante y secretario de Marina, José Rafael Ojeda Durán, dijo que la Guardia Nacional, sería una verdadera unión de policías, marinos y militares en funciones de seguridad pública, “es hora de pensar en México y recuperar el tejido social, para lograr una nación en paz, de trabajar por el bien común, porque el tiempo no regresa y cobra dividendos”, enfatizó.

Ya va para medio año de tales declaraciones y promesas, pero la situación no sólo sigue siendo la misma, sino que se ha incrementado el número de muertes violentas.
Cabe recordar aquella conferencia mañanera en la que el periodista mexicano-estadounidense, Jorge Gilberto Ramos Ávalos, conductor del noticiario de Univisión, cuestionara al presidente López por las cifras que presentó el mandatario que no coincidían con las del comunicador.

Jorge Ramos le dijo que las cifras no reflejaban que se tuviera controlada la inseguridad, ya que el número de ejecuciones no se había reducido y le advirtió que de seguir las cosas así, este sexenio podría ser más violento que el de Enrique Peña Nieto y Felipe Calderón.

Puntualizó que de diciembre a febrero se contabilizaban 8 mil 524 asesinatos, según cifras oficiales, un promedio de 90 mexicanos muertos cada día, casi cuatro cada hora.

La respuesta del presidente López fue desdeñosa y tajante y ahí nació la famosa frase: “yo tengo otros datos”, a lo que Ramos Ávalos replicó que su fuente había sido el Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública, es decir, estadísticas oficiales.
Habría la promesa de que se compararían unas y otras, situación que simplemente no se dio.

El mes de julio cerró con 2 mil 993 víctimas de homicidios dolosos y 86 feminicidios, es decir más de 3 mil asesinatos y en cuanto al mes de agosto, concluyó con dos mil 469 ejecuciones y fue lo que obligó al presidente López a reconocer en su informe que la seguridad sigue siendo el gran pendiente de su gobierno.

LEER TAMBIÉN: LUNES CON 56 EJECUTADOS; ASESINAN A COMANDANTE DE CELAYA

El día uno de septiembre, cuando rindió su informe, hubo 102 asesinatos y ese fin de semana se registraron 292 muertes violentas.

Mientras daba su mensaje con motivo de su primer informe de gobierno, se cometieron en el país 102 asesinatos, enmarcados en un fin de semana violento, en el que desde el viernes hasta el domingo se cometieron 292 homicidios dolosos, según datos de la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana.

El primer multihomicidio verificado en tiempos de la actual administración, ocurrió el primero de diciembre, cuando cinco cuerpos fueron encontrados en la región sur de Veracruz.

Dos días después, seis policías de la Fuerza Única Regional murieron tras ser emboscados por un comando cerca del palacio municipal de La Huerta, en Jalisco, después seguirían los crímenes en Guanajuato y Chihuahua.

El 9 de diciembre, en Tijuana se registraron seis ejecuciones en menos de una hora y ese mismo día, tres integrantes de la Unión de Pueblos y Organizaciones del Estado de Guerrero (UPOEG), fueron ejecutados por presuntos integrantes del crimen organizado en la región de Costa Grande y el 13 de diciembre, en Morelia, fueron ultimados tres elementos de la Policía federal (PF).

Las corporaciones policiacas de los tres órdenes de gobierno en el país, según cifras oficiales, han lamentado la pérdida de 33 de sus elementos a manos del crimen organizado: seis policías federales, 16 estatales y 11 municipales.

Durante el primer mes del nuevo gobierno también se reportó la ejecución de políticos, como fue el caso en Ciudad Juárez del panista Hiram Contreras Herrera, ex regidor y aspirante a dirigir el Comité Municipal de su partido y también la regidora electa de Mazatepec, Morelos, Ascensión Cruz Torres, militante de MORENA, fue asesinada a balazos.

Resultado de imagen para caballo blanco bar
Ataque a bar «El Caballo Blanco» dejó un saldo de 31 personas muertas

La noche del martes 27 de agosto, un comando atacó el bar “El Caballo Blanco”, en Coatzacoalcos, Veracruz, encerró a los ahí reunidos y prendió fuego al inmueble; 31 personas murieron.

Asimismo, en los primeros seis meses de gobierno del presidente López, han sido ejecutados 62.5% más periodistas que del 1 de diciembre de 2017 a mayo de 2018, en el gobierno de Enrique Peña Nieto, según la organización Reporteras en Guardia, además de que la 4-T se negó a reconocer como periodistas a cuatro comunicadores indígenas asesinados en el primer semestre de 2019, contrario a la Ley para la Protección de Personas Defensoras de Derechos Humanos y Periodistas.

En los gobiernos de Felipe de Jesús Calderón Hinojosa y Enrique Peña Nieto, hubo 77 y 66 periodistas asesinados, respectivamente.

En el actual gobierno han sido asesinados 13 periodistas, “una cifra alarmante comparada con los ocho homicidios y una desaparición ocurridos en el periodo previo, de diciembre de 2017 a mayo de 2018 de la última administración violenta de Enrique Peña Nieto, señala la organización.

Reporteras en Guardia resaltó que de los 13 comunicadores sacrificados en el primer semestre del gobierno actual, dos eran beneficiarios del Mecanismo de Protección para Personas Defensoras y Periodistas, pero de nada les sirvió.

En la segunda quincena de mayo, la organización registró otros actos violentos contra periodistas, entre ellos el intento de asesinato de Salvador Sánchez Bolaños, de Radio Tlacuache, de La Selva Negra de Puebla; amenazas contra Alejandra Jiménez García, de la radiodifusora La Z de Zacapu, Michoacán y el secuestro de Ana de León, de la revista México Industry, de Querétaro.

“Si este gobierno no realiza los cambios estructurales necesarios para que cese la espiral de violencia, continuarán los crímenes contra las y los periodistas de México”, subrayó Reporteras en Guardia, al reprochar el desdén del gobierno por el periodismo y que “el presidente haga comentarios que fomentan mayor violencia en contra nuestra, al estigmatizar o discriminar a colegas por razones de género, clase social o pertenencia a un medio de comunicación”.

Conforme a la caótica situación actual, cabe recordar aquella frase de Calderón Hinojosa, en Guadalajara, que se volvería profética al paso de los años, cuando respondió a una persona que lo increpó públicamente por haber declarado la guerra a las drogas.
“A lo mejor viene otro presidente y hace lo que tú quieres: que no se metan. Se va a quedar sentadito, calladito, volteando para otro lado. Pero pensar que eso va a acabar con la violencia o con la criminalidad, es una ingenuidad”, le respondió Calderón.

En opinión de expertos en la materia, ahora tenemos un presidente que desde el inicio de su sexenio ha optado por quedarse “sentadito y calladito”, ante las brutalidades del crimen organizado, lo que lo ha hecho más temerario, más retador, insolente y cínico.
De esa manera la espiral de violencia ha repuntado en Michoacán, Jalisco, Tabasco, Guanajuato, Guerrero, Estado de México, Veracruz y en la Ciudad de México, donde las ejecuciones se multiplican, mientras que la droga corre por todo el país sin ninguna restricción.

José Antonio Archi, comandante asesinado en Quintana Roo

En relación al sureño estado de Quintana Roo, la cabecera municipal de Benito Juárez, el primer polo turístico de México y América Latina, Cancún acumula 287 ejecutados, mientras que Playa del Carmen reporta 153, de acuerdo con el conteo realizado por Grupo Sol.

Los sicarios de los cárteles se pasean en caravana en camionetas blinadadas, sin que nadie los moleste, con rifles y metralletas a la vista, mostrándose amenazantes, mientras que los jefes de los grupos criminales se carcajean del nuevo gobierno que permanece “sentadito y calladito”.

Es un hecho que los criminales están de fiesta, sin que ninguna autoridad les haga frente, luego de que el presidente López declarara en febrero pasado, “Ya no hay guerra contra el narco, no es nuestra función detener a los capos”.

Por otra parte, opinan especialistas en narcotráfico, de poco o nada servirá una Guardia Civil militarizada que por órdenes del presidente tiene prohibido enfrentar a los criminales, pese a los humillantes casos de soldados sobajados por “el pueblo bueno”.

Por citar algunos casos, en el poblado de “Heliodoro Castillo”, Guerrero, 40 militares fueron retenidos por sus habitantes que se opusieron a la destrucción de plantíos de amapola; en Tula, Hidalgo, tres militares fueron golpeados y detenidos por huachicoleros; en La Huacana, Michoacán, un grupo de soldados fue capturado por autodefensas que exigieron les devolvieran las armas incautadas, entre ellas un fusil Barret, para derribar helicópteros ¡y tuvieron que devolvérselas!

Los casos en que los criminales hacen lo que quieren y humillan a los militares al grado de hacerlos que se arrodillen, les lanzan escupitajos y los golpean se multiplican, pero los efectivos no pueden responder porque tienen órdenes del presidente de no enfrentar al crimen organizado.

¿Esa es la estrategia para acabar con la inseguridad y la violencia que deja un saldo de miles de muertos mensualmente?

Hoy por hoy, la violencia está fuera de control y como declarara Michelle Bachelet, ex presidenta de la República de Chile y alta comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos:“México tiene cifras de muertes violentas, propias de un país en guerra”.

Related posts

LE ROBA… ¡HASTA A LOS PRESOS!

Información

“APARECEN” LAS CAJAS FUERTES ROBADAS A SOL QUINTANA ROO

Información

ASÍ VIVÍ EL 2 DE OCTUBRE EN TLATELOLCO

Francisco Medina

Leave a Comment

Ir a la barra de herramientas