*Robles Berlanga y Borge Angulo, investigados por ventas ilegales.

*Enormes propiedades vendidas en sólo la vigésima parte de su valor.

*En el ajo, involucrados parientes, amigos y funcionarios públicos.

STAFF SOL QUINTANA ROO

Ciudad de México. – Tal y como lo informara oportunamente y de manera exclusiva Grupo Sol, desde el pasado 15 de septiembre, la Unidad de Inteligencia Financiera de la Secretaría de Hacienda va por Rosario Robles Berlanga y por Roberto Borge Angulo, en el caso de la venta de terrenos federales y reservas territoriales, en las que también están involucrados notarios públicos, empresarios del ramo inmobiliario, empresas fantasmas y funcionarios de Registros Públicos.

Resultado de imagen para Roberto borge
Roberto Borge

Uno de los principales casos por los cuales el presidente Andrés Manuel López Obrador, ya ordenó a la UIF de Hacienda la entrega de los expedientes a la Fiscalía General de la República, fue por la venta de un predio de 262.5 hectáreas, situado en la carretera Cancún-Tulum, Quintana Roo, en una vigésima parte de su valor, cuando Robles estuvo al frente de la SEDATU y Roberto Borge Angulo era el mandatario del estado.

Los peritajes oficiales habían establecido el precio en mil 240 millones de pesos, pero la transacción que se realizó de manera sospechosa y en tiempo récord, se llevó a cabo solamente por 61.4 millones de pesos.

Pero no solamente se trata de ese enorme predio, sino de muchos otros más, como lo ha venido dando a conocer detalladamente esta organización periodística, respaldada con documentación oficial, incluso del Registro Público de la Propiedad del Estado de Quintana Roo, que demuestran fehaciente las operaciones fraudulentas realizadas en la gestión de Robles y el mandato de Borge.

Las pruebas documentales, de cuyo testimonio ha dado cuenta Sol Quintana Roo, comprueban las operaciones irregulares en la gestión de Borge Angulo, en las que no solamente él se apoderó ilegalmente de diversas propiedades en Cozumel, Cancún y Playa del Carmen, sino también familiares, amigos, empresarios y prestanombres.

Con los nuevos datos que han surgido durante las investigaciones, se presume el involucramiento de Jorge Carlos Ramírez Marín, antecesor de Robles en la dependencia, así como de ex funcionarios del Instituto de Administración y Avalúos de Bienes Nacionales, lo mismo que de notarios públicos, empresarios del ramo inmobiliario, funcionarios de registros públicos y empresas “fantasma”.

Cabe destacar que en el caso de Ramírez Marín, actual senador del PRI, éste se deslindó de las acusaciones, bajo el argumento de que en el caso que se le menciona, fue después de que estuvo como titular de la SEDATU.

Resaltó que hasta el momento no ha recibido ninguna notificación oficial sobre alguna investigación en su contra por parte de la UIF, ni de ninguna otra dependencia de gobierno, respecto a su desempeño al frente de la referida secretaría.

No obstante y ante el cúmulo de evidencias que se han recabado, el presidente López Obrador, pidió a la UIF, cuyo titular es Santiago Nieto Castillo, entregue los expedientes relacionados con la investigación contra Rosario Robles y contra todos sus presuntos cómplices.

Las nuevas pesquisas, indublemente que representan mayores cargos tanto para Robles Berlanga como para el ex mandatario cozumeleño, Borge Angulo y para los demás cómplices, toda vez que refuerzan lo dado a conocer por esta casa editorial.

Dejar respuesta