Sol Quintana Roo
Portada

RAÚL MARTINS, LA HISTORIA

*“El zar de la trata de Blancas”, de quien se dice apoyó la campaña de Roberto Borge Angulo, por indicaciones del Félix González Canto, ambos relacionados con miembros del Cártel de Juárez, del llamado “Señor de los cielos”.

*La dupla Félix-Roberto explotaron tres grandes fuentes de corrupción: El dinero robado al erario, las incalculables sumas de tierras de la reserva del Estado y el “remate” a precios irrisorios a familiares, amigos e incondicionales.

*Joaquín “El Chapo” Guzmán”, en Nueva York, reveló que funcionarios quintanarroenses figuraban en la nómina del Cártel de Sinaloa, a cambio de millonarios sobornos que iban de los 100 mil hasta el millón de dólares.

STAFF SOL QUINTANA ROO

Otro vínculo más de González Canto con el crimen organizado, fueron los nexos que mantuvo con Raúl Martins, conocido en Quintana Roo como “El zar de la trata de Blancas”, de quien se dice que apoyó la campaña de Roberto Borge Angulo, por indicaciones del primero (Félix González Canto), ambos relacionados con miembros del Cártel de Juárez, del llamado “Señor de los cielos”.

Resultado de imagen para felix gonzalez canto
Félix González Canto, exgobernador de Quintana Roo.

Esos vínculos presuntamente criminales, se confirmaron tras las indagatorias realizadas a raíz de la captura en Panamá de Borge Angulo, con lo que comenzó a destaparse la cloaca que se gestó desde que González Canto asumiera la gubernatura, en abril de 2005, al entablar relaciones simultáneamente con el Cartel de Sinaloa y el Cártel del Golfo, cuyos sicarios, “Los Pelones” y “Los Zetas” y otros grupos, apéndices de los mismos, han mantenido y mantienen una cruenta guerra por el control del territorio.

Por investigaciones periodísticas, trascendieron varias situaciones, como la expuesta por María Teresa Menéndez Monforte, correctora de estilo de un medio quintanarroense: “En Quintana Roo los delincuentes son de cuello blanco, es decir, gente que ni te imaginas que está metida en el narco, la clase política, la clase empresarial están inmiscuidas en el lavado de dinero.

A lo largo de los sexenios de González Canto y Borge Angulo, todos los días, entraban y salían portafolios llenos de dinero”, declaró. Asimismo, el analista político Guillermo Vázquez Handall, uno de los ex asesores de Borge Angulo, aseguró que en los gobiernos pasados había una especie de acuerdo entre la autoridad estatal y municipal y los grupos delincuenciales para que los dejaran operar libremente.

-Fue evidente que se permitió que pasaran los cárteles de la droga, pues el objetivo de ambos ex gobernantes era administrar el crimen y no combatirlo, lo que originó que en menos de 15 años Quintana Roo ocupara uno de los primeros lugares en narcotráfico, pederastia, trata de personas, prostitución, extorsión, lavado de dinero, corrupción e impunidad. La dupla Félix-Roberto, es decir virrey y lacayo, descubrieron y explotaron tres grandes fuentes de corrupción para dejar un estado en decadencia: el dinero robado al erario (los desvíos), las incalculables sumas por el apoderamiento de tierras de la reserva de Quintana Roo y el “remate” a precios irrisorios a familiares, amigos e incondicionales y, desde luego, los millonarios sobornos del narco por dejarlo operar. Cifras del Secretariado Ejecutivo de Seguridad Pública Federal, precisan que, a lo largo del gobierno de Félix González Canto, el consumo interno de las drogas alcanzó su nivel más alto.

En otro punto, según notas periodísticas de aquella época, tanto González Canto como Borge Angulo protegieron al ex banquero Roberto Hernández Ramírez, para que los desembarcos de cargamentos de cocaína procedentes de Colombia, se siguieran llevando a cabo en Punta Pájaros, propiedad costera del magnate, que se localiza en el centro de la Biosfera de Sian Ka´an.

Los nexos del ex senador Félix González Canto y del ex gobernador Borge Angulo, con los cárteles del narcotráfico, y la venta infame de la reserva territorial de Quintana Roo, explicarían sobradamente el origen de sus fortunas.

Resultado de imagen para roberto borge angulo
Roberto Borge, exgobernador de Quintana Roo.


Esa doble relación con cárteles de la droga, enemigos entre sí, dio paso a una imparable ola de violencia, transformando puntos turísticos como Cancún, Playa del Carmen, Isla Mujeres y Cozumel, cuyo principal atractivo era la tranquilidad, en verdaderos focos rojos del crimen organizado.

En la actualidad, Quintana Roo está convertido en una zona de alto riesgo por la inseguridad originada por el crimen organizado, situación que se agravó con la incursión de otra organización criminal: el Cártel Jalisco Nueva Generación, considerado como el más poderoso y sanguinario, sobre el mermado Cártel de Sinaloa.

En ese clima de violencia, privan los secuestros, extorsiones, robos a mano armada, “levantones”, cobros por derecho de piso y ejecuciones, y las víctimas resultan lo mismo ciudadanos comunes que turistas y empresarios, por lo que muchos hombres de empresa decidieron abandonar el estado ante la falta de garantías.

A la infiltración del narco en las instituciones públicas, se suma la impunidad que hizo estragos en los dos sexenios, protegiendo lo mismo a peligrosos delincuentes que a funcionarios coludidos con el hampa y a celebridades o “juniors” delincuentes.

En lo referente al mandato de Borge Angulo, éste sostuvo a Carlos Bibiano Villa Castillo como secretario de Seguridad Pública y a Gaspar Armando García Torres, como procurador de Justicia de Quintana Roo, pese a que ambos fueron duramente cuestionados por su presunta vinculación a la delincuencia organizada, además de su ineficiencia, casual o premeditada.

Uno de los hechos que revelaría la doble venta de la plaza de Quintana Roo, fue cuando al jefe de escoltas de Borge Angulo, Héctor Cacique Fernández, se le acusó de ser uno de los mandos del grupo “Los Zetas” y de haber sido el autor intelectual del atentado al bar “La Sirenita”, situado en la Región 233, en Cancún, el 13 de marzo de 2013, donde fueron asesinadas siete personas y varias más resultaron heridas.

Se estableció que tanto las personas fallecidas como quienes resultaron lesionadas, pertenecían a una agrupación de taxistas, presumiblemente a la “Andrés Quintana Roo”, cuyos integrantes han sido señalados reiteradamente como distribuidores de droga bajo la modalidad del narcomenudeo.

LEER TAMBIÉN: DETIENEN EN CANCÚN AL EX ESPÍA RAÚL MARTINS, ACUSADO DE MANEJAR UNA RED DE PROSTITUCIÓN VIP

Dos de los sobrevivientes, identificados como Carlos Aguilar y Miguel Díaz, declararon que estaban conviviendo con varios compañeros de trabajo cuando escucharon detonaciones de arma de fuego y se tiraron al piso. Ambos se negaron a presentar su denuncia e incluso a proporcionar mayor información, pues dijeron temer a las represalias. Héctor Cacique fue detenido días después, acusado de la autoría intelectual de la masacre y le fue dictado el auto de formal prisión. En principio admitió su responsabilidad ante el Ministerio Público, pero una vez ante el juez, se retractó y dijo que el jefe de la Policía Judicial, Arturo Olivares Mendiola, había ordenado que lo torturaran y le fabricaran el delito.

No obstante, su retractación, el escolta de Borge Angulo, al igual que su ex jefe, se encuentran en prisión. Por otra parte, con la captura de Leticia Rodríguez Lara, jefa del Cártel de Cancún, que por varios años fue la líder principal del narcotráfico en el pasillo del Caribe Mexicano, quedó al descubierto que Roberto Borge Angulo mantuvo nexos directos con “Doña Lety”, por lo que la Subprocuraduría Especial de Investigaciones en Delincuencia Organizada (SEIDO), inició una indagatoria paralela a la que enfrenta el ex gobernador por lavado de dinero, ahora por delitos contra la salud.

Resultado de imagen para leticia rodríguez lara
Doña Lety

Ello fue como resultado de sendos cateos a inmuebles de la ex judicial federal convertida en jefa del narcotráfico, donde fueron encontradas cajas con archivos pertenecientes a “Doña Lety” o “La 40”, dos de ellas rotuladas con el nombre de Manuel Eligio Marrufo Trejo, ex secretario privado de Borge Angulo.

Conforme a una investigación realizada por reporteros de Sol Quintana Roo, desde inicios de la gestión de Borge Angulo, éste y la mafia siempre estuvieron sentados a la misma mesa, pues luego de obtener el triunfo en las elecciones en 2011, Borge se reunió, por espacio de tres días, en un conocido hotel de Cozumel, con jefes del Cartel de Sinaloa, organización para la que operaba Leticia Rodríguez Lara.

Fuentes de la fiscalía, comentan que también pudieron darse ese tipo de reuniones con “Doña Lety”, en las que se acordó que sería ella la que se encargara de mantener el equilibrio en el estado, sobre todo en la zona hotelera de Cancún, pero la interminable y permanente guerra con “Los Zetas” provocó que la situación se saliera de control y continuara la ola de criminalidad y violencia.

En el periodo de Borge Angulo se puso de moda el residir en Villa Magna, donde edificó su mansión el ahora ex mandatario, lo mismo que el ex vocero de Félix González Canto, Jorge Eugenio Acevedo Marín e incluso la propia “Doña Lety”, quien montó su residencia y su cuartel de operaciones en el mismo lugar, aunque las autoridades y los ex servidores públicos dijeron que “nunca se dieron cuenta” de su presencia.

Coincidentemente, Borge y muchos de sus ex colaboradores decidieron guardar su dinero, joyas y documentos de diversas propiedades en las mismas cajas de seguridad de la empresa donde “Doña Lety” tenía sus valores.
Como resultado del cateo inicial, fueron descubiertas dos cajas de la narcotraficante y dos más, una de Marrufo Trejo, ex secretario privado del ex mandatario, quien puso como única beneficiaria a Mariana Zorrilla Erales, ex esposa de Borge.

Por si fueran pocos o falsos los señalamientos contra González y Borge, respecto a sus vínculos con el narcotráfico, cabe recordar que durante el juicio de Joaquín “El Chapo” Guzmán”, en Nueva York, se reveló que tanto uno como otro figuraban en la nómina del Cártel de Sinaloa, pues a cambio de millonarios sobornos, que iban de los 100 mil hasta el millón de dólares, el “Chapo” podía hacer lo que quisiera en Quintana Roo.

En las investigaciones que realizó la desaparecida Procuraduría General de la República (PGR) y la Subprocuraduría Especial de Investigaciones en Delincuencia Organizada (SEIDO), quedó de manifiesto que los ex gobernadores priistas vendieron dos veces la “plaza” de Quintana Roo a organizaciones rivales entre sí, al Cártel de Sinaloa y a “Los Zetas”, lo que fue el principal detonante de la violencia en el estado. Esta información sería revelada y confirmada en el “Juicio del Siglo” que se llevó a cabo en la corte de Nueva York en contra de “El Chapo” Guzmán y en la que se confirmaría la relación que tenían González Canto y Borge Angulo con el Cártel de Sinaloa.

Esas mismas imputaciones serían repetidas por otros testigos cooperantes, quienes declararon en los mismos términos, señalando a los referidos ex gobernadores, además de otros funcionarios, políticos y militares mexicanos, como beneficiados con millonarias cantidades en dólares por Guzmán Loera.
Borge Angulo ya está siendo juzgado por lavado de dinero, pero tras los señalamientos vertidos en la corte norteamericana por los testigos cooperantes, la reciente Fiscalía General de la República podría enderezar una nueva línea de investigación, toda vez que las imputaciones fueron públicas y directas.

Por lo que respecta a González Canto, éste también se encuentra en la mira de la FGR y como ahora ya no goza del fuero que lo protegió durante más de 20 años, como alcalde, diputado, gobernador y senador, tarde o temprano podría ser llamado al banquillo de los acusados y tendría que seguir los mismos pasos que sus colegas: Mario Ernesto Villanueva Madrid y Roberto Borge Angulo, al extinguirse su escudo legislativo.

Related posts

BORGE Y CÓMPLICES SE HUNDEN MÁS CADA DÍA

Información

¡ERA DE LOS ZETAS!

Información

MARA LEZAMA DUPLICA OBRAS PARA TRANSAR

Información

Leave a Comment