Sol Quintana Roo
Portada

PUERTO MORELOS, EN RETROCESO

*Laura Fernández Piña incurrió en un subejercicio presupuestal que superó los 230 millones de pesos hasta el primer semestre de 2019

*A la inconformidad ciudadana que impera el municipio se suma el inminente fracaso en el crecimiento del patrimonio e infraestructura municipal

STAFF SOL QUINTANA ROO

Puerto Morelos.– A la tragedia de un gobierno que ha generado más inconformidad que bienestar, se suma que la administración de Laura Fernández Piña incurrió un subejercicio de más 231,570,036.00 (Doscientos treinta un millones quinientos setenta mil treinta y seis pesos 0/100 MN), de los 378,883,458.00 (Trescientos setenta y ocho millones ochocientos ochenta y tres mil cuatro cincuenta y ocho pesos 0/100 MN), lo que representa un inminente estancamiento.

Según el documento Estado Analítico del Ejercicio del Presupuesto de Egresos Clasificado por Objeto del Gasto Ejercicio 2019 del 1 de enero al 31 de junio de 2019 de Puerto Morelos, hasta el primer semestre se habían ejercido apenas 165,738,466.17, es decir, menos de 50 por ciento del total presupuestado.

Y si bien el análisis abarca el primer semestre de 2019, es notorio que durante el segundo semestre del presente año no se realizaron obras ni mucho menos se adquirió maquinaria, a duras penas se pagó parte de la deuda contraída por la alcaldesa a principios de año.

Sin embargo, para el presente año, la presidente municipal de Puerto Morelos, Laura Fernández Piña propuso un presupuesto de ingresos 423,166,252.00 (Cuatrocientos veinte y tres millones ciento sesenta y seis mil doscientos cincuenta y dos pesos 0/100) para el año 2020, es decir 44,282,794.00 (Cuarenta y cuatro millones doscientos ochenta y dos mil setecientos noventa y cuatro pesos 0/100).

Resulta incongruente que la administración de Puerto Morelos haya solicitado más recursos cuando los que le fueron destinados para el presente año los aplicó, al menos de manera transparente y de cara los habitantes del municipio.

Cabe señalar que para cualquier gobierno los efectos de un subejercicio en el gasto público, trae consecuencias en el crecimiento económico. Es por ello que el gobierno debe hacer un gasto en inversión de calidad para que se generen mayores empleos, lo cual estimula la economía local.

Aunado a ello a la falta de gasto, está la deuda pública que contrajo la alcaldesa. Información de la Tesorería del municipio de Puerto Morelos la deuda pública contraída por la alcaldesa permanecía inamovible, es decir que de los 19 millones de pesos más gastos de representación, además de la línea de factoraje por 10 millones de pesos para el pago a proveedores, no se ha cumplido más que con el servicio.

Como se recordará, la discípula del ex gobernador Félix González Canto, quien es el principal responsable de la impagable deuda pública de Quintana Roo, Laura Fernández Piña obtuvo la autorización del cabildo en la sesión extraordinaria realizada el 14 de diciembre de 2018.

Con 8 votos a favor y una abstención, la alcaldesa que ha promovido las invasiones el municipio le fue autorizado contraer una línea de factoraje para el pago de proveedores por 10 millones de pesos y un crédito a corto por 19 millones de pesos.

Sin embargo, a casi concluir el año de haber recibido el recurso del cual los habitantes de Puerto Morelos no saben en donde ha ido a parar ese dinero, solo ha amortizado el pago de servicio del endeudamiento, es decir que todavía se deben cerca de 16 millones de pesos que se verán reflejados en la suspensión de obras y pago a proveedores.

Ante los regidores, Laura Fernández explicó que para resolver necesidades continuas de la población, resulte imprescindible establecer las estrategias financieras que garanticen la liquidez del municipio para su cumplimiento ya que si bien se han realizado importantes esfuerzos para obtener una mayor captación de recursos.

Sin explicar que la baja recaudación es reflejo de su mal gobierno, la alcaldesa solo se concretó a señalar que hay momentos en los cuales es necesario hacer frente a gastos sin tener el respaldo de recaudación suficiente de la población en materia de recaudación.

El argumento de la alcaldesa que enfrenta procesos investigación ante la Fiscalía Anticorrupción y la Fiscalía General de la República , es que debido a las necesidades financieras requeridas para resolver los compromisos derivados de la estabilidad del ingreso solicitó una línea de crédito a corto plazo por 19 millones de pesos de pesos los cuales serán concretados mediante una línea de crédito a corto plazo así como en la línea de factoraje por un monto de hasta 10 millones de pesos para cubrir pagos a proveedores.

En los documentos en poder de Grupo Sol Quintana Roo se encuentra el pagaré obliga a pagar incondicionalmente a la orden del Banco Mercantil del Norte S.A. Institución de Banca Múltiple Grupo Financiero Banorte la cantidad de 19 millones de pesos en el lugar establecido del contrato de crédito que adelantes identifica.

Los pagos deberán realizarse conforme se detalla en la tabla de amortización es que se consignan en el presente título en las fechas al efecto señaladas en importe principal de este pagaré causará intereses ordinarios y en su caso interés moratorio conforme a las tasas pactadas en el contrato del crédito del cual se derive.

Mediante el pagaré se documenta la disposición por la suma de su importe principal del contrato de apertura de crédito simple hasta por la cantidad de 19 millones de pesos celebrado con fecha del 7 de enero de 2019. El pagaré único ampara la disposición del crédito concedido en virtud de dicho contrato se suscribió en el municipio de Benito Juárez, Quintana Roo, con fecha 9 de enero de 2019.

El documento fue firmado por Laura Lynn Fernández Piña como presidente municipal de Puerto Morelos acompañada de Eligio Sierra Piña como tesorero municipal de Puerto Morelos. Ambos firman el documento.

Lo cierto es que, con este tipo de endeudamiento, la alcaldesa comienza una era de empobrecimiento del municipio y acortar el margen presupuestal pues tienen que destinar los recursos del pueblo al pago de las deudas. Lo peos del caso es que hay muy poca transparencia en el manejo de los recursos municipales.

¿QUÉ ES EL SUBEJERCICIO?

A decir de los expertos, los subejercicios son resultado normal de una reestructuración del gasto ello ocasiona retrasos para ejercer gasto, y vencimientos en los plazos de gestión.

Se conoce como subejercicio del gasto público a todos los recursos que resultan de restar el gasto observado al gasto programado por el gobierno. Se habla de un subejercicio cuando alguna entidad pública no ha gastado lo que tenía autorizado para gastar en un ejercicio fiscal.

En la Ley Federal de Presupuesto y Responsabilidad Hacendaria (LFPRH) el subejercicio se define como “las disponibilidades presupuestarias que resultan, con base en el calendario de presupuesto, sin cumplir las metas contenidas en los programas o sin contar con el compromiso formal de su ejecución”.

El destino de los recursos públicos está especificado en el gasto programado de cada año. Periódicamente la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) publica en su reporte de finanzas y deuda pública las cifras de la evolución de los recursos ejercidos y su diferencia con la cifra que estaba programada. Cuando el gasto público observado es menor que el que estaba programado hay subejercicio.

La Ley Federal de Presupuesto y Responsabilidad Hacendaria y la Ley Federal de Responsabilidades de los Servidores Públicos estipulan el destino de los recursos derivados del subejercicio y las sanciones de las que se hacen acreedores los funcionarios que ejercieron de manera inadecuada los recursos federales.

El dinero no gastado debe ser devuelto a la Secretaría de Hacienda. Así lo determina la Ley Federal de Presupuesto y Responsabilidad Hacendaria (LFPRH), que establece que si una entidad receptora de recursos públicos gasta menos de lo que tenía autorizado esos recursos deben ser devueltos. La Secretaría de Hacienda, entonces, puede redirigirlos los recursos a otros rubros.

La Secretaría de Hacienda tiene la obligación de reportar cómo fueron reasignados los recursos derivados del subejercicio por unidad responsable y por programa presupuestario, pero no puede ser cuestionada la reasignación. Debe transparentar el destino, pero no argumentarlo.

Ahí radica una problemática de la existencia de subejercicios: la posibilidad de transferir los recursos hacia otras prioridades de una administración. Aunque en la teoría un subejercicio es responsabilidad de la unidad pública que lo ejerce, en la realidad también es posible que la Secretaría de Hacienda no esté entregando los recursos de manera oportuna.

Related posts

¡NULO TRABAJO DE LA FGE!

Información

LOS BOTS DE LA SENADORA

Información

VAN POR LÍDER DE LA CROC

Información

Leave a Comment

Ir a la barra de herramientas