Sol Quintana Roo
Portada

NI UN SOLO PESO

Editorial/Sol Quintana Roo

*El ex presidente municipal Luis Alfonso Torres Llanes se ha convertido en un secretario de papel y que gracias a su pasado fraudulento fue desautorizado para administrar el dinero de la secretaría que hoy preside, la Sedarpe

*Durante su administración se cedieron obras a amigos, familiares y socios que dejaron inconclusas infinidades de estas y otras más inservibles, por lo que es investigado por la Auditoría Superior de la Federación

*No ha comprobado dónde quedaron 37 millones 272 mil 936.26 pesos, dinero que no fue aplicado a rubros correspondientes, dinero que intentaba rescatar del presupuesto de la Dependencia y participaciones federales

STAFF SOL QUINTANA ROO

Cuando Luis Alfonso Torres Llanes rindió protesta como nuevo secretario de Desarrollo Agropecuario, Rural y Pesca (Sedarpe) sus primeras palabras fueron de agradecimiento y se dijo leal para con el gobernador Carlos Manuel Joaquín González, acto que en su momento se vio con buenos ojos y hasta él mismo creyó su discurso.

Sin embargo, con el paso del tiempo su administración comenzó a tener movimientos muy raros y turbios. Las enemistades en el interior se fueron viendo; las traiciones y pagos de facturas contemporáneas comenzaron a mostrarse.

Luis Torres tenía fraguado un papel estratégico para salir de sus problemas económicos y no hablamos de los personales, sino de otra índole. Está siendo investigado por la Auditoría Superior de la Federación (ASF) por un mega desfalco realizado en la capital del Estado, cuando fungía como presidente municipal.

La ASF, en su momento determinó que la administración municipal de Torres Llanes todavía no declaraba 37 millones 272 mil 936.26 pesos, dinero que no fue aplicado para la “Construcción de cuartos para cocina en la localidad de “El Cedral”, la “Construcción de cuartos para baño en la localidad de El Cedral” y “Construcción de cuartos para cocina en la localidad de San Pedro Peralta”, entre otros.

Así, como la obra del Rastro TIF que durante la administración -2016-2018-, se entregaron 30 millones a dos empresas de la misma familia, violando normas de ejecución de obra pública.

Es por eso que las autoridades tomaron la decisión de que Luis Alfonso Torres Llanes no podía manejar ni un solo peso de la dependencia, debido a que se supo que su plan era “maquillar” las cifras de la dependencia gubernamental para ir recaudando, poco a poco, el dinero que adeuda y del cual se presume fue embolsado para sus arcas personales y de algunos de sus allegados.

Su intención era recaudarlo, sin tocar lo saqueado, para que con efectivo del Gobierno del Estado y de las participaciones federales lo tuviera antes de finalizar el mes de diciembre y en caso de tener problemas más graves pactar su devolución, y en su caso, algún problema legal que podría destituirlo de su cargo y mandarlo tras las rejas.

Torres Llanes se ha convertido en un secretario de papel. En un secretario que a lo único que tiene acceso es a sus gastos de representación (viáticos) para desempeñar sus funciones como tal y su dotación de gasolina, la cual asciende a poco más de 100 mil pesos mensuales.

¿Dónde acabaron esas palabras de confianza? Es frase que dijo: “Mi agradecimiento y mi lealtad al Gobernador por esta enorme oportunidad”.

En lo único que los quintanarroenses pueden estar de acuerdo con su mensaje es en que lo señaló y claro: “Ya estaremos tomando acciones inmediatas para ir avanzado en lo que esté pendiente”.

Vaticinó desde sus primeros minutos, de una manera disfrazada y sutil lo que tenía planeado para salir de su problema inmediato.

El documento de la ASF determinó que Luis Torres Llanes pagó obras no realizadas, no concluidas e inservibles por lo que él y su gabinete están siendo investigados, y en breve, hasta sancionados.

Por el hecho, la autoridad fiscalizadora la Contraloría Municipal de Othón P. Blanco inició el procedimiento para determinar posibles responsabilidades administrativas de servidores públicos e integró el expediente núm. CM/DAQPRA/AI/INV/-013/2019, por lo que se dio como promovida la acción.

A la fecha de la revisión y de acuerdo con los avances físicos que presentó el Municipio -que también ha dejado abandonado el caso-, de las 90 obras programadas para su visita de inspección, 12 obras están terminadas, sin operar; 9 obras suspendidas, sin operar y que no presentan documentación justificativa del gasto y se encuentran en procedimientos jurídicos; 3 obras se encuentran terminadas y operando.

Sin embargo, hay conceptos pagados que no benefician directamente a la población objetivo; 1 obra se encuentra terminada, sin operar y no presenta documentación justificativa del finiquito; 3 obras se encuentran inconclusas y no operan; 3 obras se encuentran inconclusas, sin operar y pagadas parcialmente, y 59 se encuentran terminadas y en operación.

Related posts

¡BENEFICIA A FOXISTAS!

Información

¡LAURA BERISTAIN, LA FALSA!

Información

!NADA QUE INFORMAR!

Información

Leave a Comment

Ir a la barra de herramientas