Sol Quintana Roo
Noticias

EL ASESINATO DE KENNEDY

PARTE 2.3

STAFF SOL QUINTANA ROO

El retorno a los Estados Unidos fue una confesión pública de que el acto más importante de su vida, la ida a la Unión Soviética, había sido un fracaso. Marina observó los efectos que ese fracaso produjo en la psicología de Oswald, “inmediatamente después de la llegada a los Estados Unidos, Lee cambió, yo no lo conocía así en Rusia, la irritabilidad de Oswald era extremada”.

Y comenzó a tener actitudes inesperadas. Fuera de su familia, Oswald no tenía amigos cuando llegó a Texas y no los tuvo hasta su muerte. Sólo parecía estimar a George De Mohrenschildt. Las personas de habla rusa que frecuentó en el otoño de 1962 le eran poco simpáticas, en particular porque hacían muchos regalos a Marina, ella recibió cantidades de vestidos y “él se molestaba por esa ayuda generosa, porque Marina no perdía ocasión de hacerlo notar. Él se mostraba agresivo con la gente, yo lo comprendo porque eso lo hería. Jamás hubiera podido él darle a ella lo que los demás le regalaban en abundancia, por mucho que hubiera trabajado. Y trabajaba mucho”, dijo la esposa del exdiplomático.

LEER TAMBIÉN: EL ASESINATO DE KENNEDY (PARTE 2.2)

Llamó la atención que Lee cortara sus relaciones con su progenitora, Marguerite Oswald, quien visitaba al matrimonio para hacerle regalos a Marina y a su hijita June Lee, incluso Lee ordenó a Marina que “no dejara entrar a Marguerite”.

Oswald fue a Nueva Orleáns en abril de 1963, ahí se interesó por el pasado de su familia. Con el objeto de investigar acerca de sus orígenes, visitó a algunos parientes viejos de su padre, fue a ver la tumba de su progenitor en el cementerio y consiguió que uno de los parientes de su padre le regalara una fotografía de éste, lo que resultó sorprendente porque hasta entonces Oswald no había manifestado el menor interés por su padre.

Al cabo de cierto tiempo, Oswald lloraba a solas y una vez lo sorprendió Marina, él se disculpó con cualquier pretexto.

ASESINATO DE KENNEDY
Edwin A. Walker

Para abril de 1963, cuando Lee había llegado al extremo de golpear a su propia madre y amenazar con un puñal a su hermano John, decidió atentar contra el general Edwin A. Walker, a quien consideraba insoportable como Hitler, de quien decía que alguien debió matarlo para evitar tanto sufrimiento de inocentes.

El día 10 disparó contra el militar con el fusil italiano que utilizaría el 22 de noviembre del mismo año para asesinar a Kennedy.

Entre tanto, Marina había leído con desesperación una carta en ruso que Lee le había dejado aquella ocasión…

La traducción es: “1. -Esta es la llave del apartado postal, que está situado en la oficina principal de correos de la ciudad, en Ervay Street. Es la misma calle del “drugstore” en el que tú esperabas siempre. Encontrarás el apartado postal en la oficina de correos que se halla a 4 cuadras en la misma calle que el “drugstore”. Yo pagué el apartado el mes pasado, así que no te preocupes por eso.

LEER TAMBIÉN: EL ASESINATO DE KENNEDY (PARTE 2.1)

2.-Envía las noticias que tengas sobre lo que me suceda a la embajada, incluyendo los recortes de periódicos, en caso de que los periódicos digan algo sobre mí. Creo que la embajada acudirá rápidamente en tu ayuda en cuanto lo sepa todo.

3.-Pagué la renta el día 2, así que no te preocupes por eso.

4.-También pague hace poco el agua y el gas.

5.-Tal vez llegue dinero del trabajo. Ese dinero será enviado al apartado postal. Ve al banco a cobrar el cheque.

6.-Puedes tirar o regalar mi ropa, etc. No guardes esas cosas. Sin embargo, preferiría que conservaras mis documentos personales, (militares, civiles, etc.).

7.-Algunos de mis documentos están en la petaquita azul.

8.-Encontrarás la libreta de direcciones sobre mi mesa en el estudio, en caso de que la necesites.

9.-Aquí tenemos amigos, la Cruz Roja te ayudará también.

10.-El día 2 te dí todo el dinero que podía, 60 dólares. Tú y la niña pueden vivir otros 2 meses gastando 10 dólares por semana.

LEER TAMBIÉN: EL ASESINATO DE KENNEDY (PRIMERA PARTE 1.1)

11.-Si estoy vivo y me cogen preso, la cárcel está situada en el extremo del puente por el que pasábamos siempre que íbamos a la ciudad, (exactamente donde comienza la ciudad después de cruzar el puente)”, concluyó Lee Harvey Oswald.

La carta fue entregada a la policía, dentro de un libro en ruso, titulado “Libro de Consejos Utiles”, propiedad de Lee Harvey Oswald.

El perito en grafología del FBI, James C. Cadigna, afirmó que el apunte había sido escrito por mano de Oswald.

Según el testimonio de Marina Oswald, el 10 de abril, Oswald salió de la casa en que vivían entonces, poco después de cenar. Como a las 10.30 p.m., no había regresado. Ella fue al cuarto de su esposo y encontró la nota que él le había dejado. “Cuando volvió le pregunté qué había pasado. Estaba muy pálido. No recuerdo exactamente qué hora era, pero era muy tarde. Y él me dijo que no le hiciera preguntas. Lo único que me dijo fue que había disparado contra el general Walker”, indicó Marina.

Oswald dijo a su esposa que no sabía si había hecho blanco. Al día siguiente, cuando se enteró por los periódicos de que había errado el tiro, comentó que “sentía mucho no haberle pegado”.

En febrero de 1964, Marina declaró ante la Comisión Warren que, cuando su marido regresó a casa la noche del atentado contra el general Walker, le contó que lo había estado planeando durante 2 meses. Tres días después le mostró una libreta en la que tenía unas fotografías de la casa de Walker y un mapa de la región en que estaba situada la casa. Oswald destruyó esa libreta, pero entre sus objetos personales se encontraron tres fotografías que Marina identificó como las de la casa del general…


VISITA NUESTRAS REDES SOCIALES:

https://www.facebook.com/PeriodicoSolQuintanaRoo/

https://twitter.com/SOLQR

Related posts

¿VIAJA A LA CIUDAD DE MÉXICO? TOME SUS PRECAUCIONES

Información

¿VIAJA A LA CIUDAD DE MÉXICO? TOME SUS PRECAUCIONES

Información

EL ASESINATO DE KENNEDY

Información

Leave a Comment

Ir a la barra de herramientas