Sol Quintana Roo
Hoy Escribe

LA COLUMNA DE EL SOL

Ciego, sólo quien no quiere ver

*La realidad está a flor de piel en todo el país
*El populismo marca a la Cuarta Transformación
*La división en México se palpa en todos lados

Staff Sol Quintana Roo

El 1 de diciembre de 2018 marcó el antes y después de la política en México. La incertidumbre comenzó a volverse realidad y hoy a un año del llamado suceso más importante del país se puede ver la realidad.
Los discursos no han cambiado en lo absoluto, la línea “editorial” ahora presidencial es la misma: Corrupción, pero sin efectividad en lo adverso.
Existen las mismas mentiras, las mismas fuentes, las palabras de acusación y golpes de pecho, pero sin resultados reales.
Andrés Manuel López Obrador tiene la misma mística, envolver con palabras de aliento a miles de mexicanos que se han convertido en adoradores de la mentira.

No ha habido resultados concretos, de hecho, lo único real es la falta de capacidad para gobernar un país que día con día se convierte en un futuro Venezuela. Un país sin futuro.
La inseguridad ya no sólo existe en algunos sectores de México, sino en todos sus rincones.
El crecimiento económico no existe, la falta de empleo es mayor, la amnistía contra quienes dañaron al país se lee todos los días… Cotidianamente vemos a un Presidente dando conferencias de prensa que no tienen sentido. Nada le ha salido bien.

Hizo su domingo, su fiesta, su celebración a su modo, el único que sabe hacer, trabajar a la gente con un populismo ya en decadencia… Al puro estilo de los políticos de antaño, de los del color de la bandera, con pan y circo.
Sin embargo, eso no va componer el país, ni mucho menos a cambiar su rumbo, sino todo lo contrario, llevarlo directo al fango.
¿Dónde están los proyectos emblemáticos? ¿Dónde están las promesas de campaña? Ni la gasolina ha disminuido, al menos en Quintana Roo los precios son infames como en Isla Mujeres donde el litro cuesta 21 pesos igual que en la Isla de Cozumel.

La manipulación se ha convertido en la primer arma del Gobierno Federal la cual hasta el momento ha dado resultado, pero ¿Hasta cuándo?

El primer año de gobierno de la Cuarta Transformación puede resumirse en unas cuantas palabras: México va en franco retroceso.

La actividad económica va en picada; las cifras del INEGI y del Banco de México, coinciden en que hay recesión, estancamiento, parálisis, como se le quiera llamar, el caso es que el panorama no pinta nada bien a un año de la nueva administración.

El Plan Nacional de Infraestructura que contempla una inversión por 859 mil millones de pesos para los próximos cinco años y que recaerá en un alto porcentaje en la iniciativa privada podría aligerar la crisis que está por venir, pero habrá que ver cómo se desarrollan las obras contempladas.

En lo social, el Presidente eliminó programas sociales mediante los cuales se ofrecía ayuda y servicios de calidad a grupos vulnerables y, en cambio, privilegió la entrega directa de dinero con claros tintes político-electorales.

Desapareció programas como el de las estancias infantiles que venía apoyando a madres trabajadoras, lo cual generó una serie de movilizaciones de protestas de madres de familia afectadas con la medida que escalaron hasta generar miles de amparos judiciales.

En 2018 había 150 programas sociales federales, de los cuales se eliminaron 18 y se crearon 14 para un total de 146 programas vigentes y activos.

De los 150 que había el año pasado, 93 eran considerados por el Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval) como que sí contribuyeron a reducir la pobreza, o bien para mejorar el acceso efectivo a los derechos de vivienda, salud y educación.

De esos 93 que habían probado ser exitosos, sólo quedan 81, porque el Presidente decidió eliminar 12.

Pero el domingo 1 de diciembre de 2019 podría marcar la diferencia, abrir los ojos de los mexicanos y convencer a los amloves de que no hay pero ciego que quien no quiere ver…

Porque nosotros tenemos otros datos, no populistas, y los más de 35 mil ejecutados en el país muestran balazos y no abrazos…

Que nos falta por ver… Nos quedan cinco años para descubrirlo.

Related posts

DESAFÍO

Rafael Loret de Mola

DIARIO EJECUTIVO

Columnistas Invitados

PRIMERO EL ORFIS, LUEGO LA GOBERNATURA: EL AMBICIOSO PROYECTO DE RICARDO AHUED EN VERACRUZ

Ricardo Ravelo

Leave a Comment

Ir a la barra de herramientas