*Vinculada a proceso por omisión y encubrimiento

*Millones de pesos en joyas y efectivo sin reclamar, en más de 350 cajas

*Sus dueños no pueden demostrar legitimidad de los valores guardados

STAFF SOL QUINTANA ROO

CANCÚN .- Una empresa de resguardo de valores asegurada, 357 cajas abandonadas con lotes de joyas, millones en pesos, dólares y euros, así como con documentos comprometedores, así como un ex gobernador y una jefa del narcotráfico presos, es la situación actual de la compañía Firts National Security, a dos años y medio de ser cateada, el 9 de junio de 2017, tras ubicársele como “lavadero” de dinero y escondrijo de bienes de políticos corruptos y miembros del crimen organizado.

Tras las acciones de la entonces Procuraduría General de la República, ahora Fiscalía General, la empresa fue asegurada y vinculada a proceso, en principio, por delitos contra la salud, ya que en algunas cajas se encontraron drogas y por delincuencia organizada, lo mismo que por operaciones con recursos de procedencia ilícita.

Sin embargo, luego de las indagatorias correspondientes, el Juez de Distrito, Alan Güereña Leyva, del Centro de Justicia Penal Federal en Jalisco, conforme a la causa penal 0839/2018, resolvió deslindarla de varios cargos, pero si fue vinculada a proceso por los delitos de omisión y encubrimiento, dado que el administrador no enteró oportunamente a las autoridades de los manejos ilegales que se llevaban a cabo en cuanto al resguardo de valores, como estaba obligado a hacerlo.

De esa manera, la compañía de seguridad permanece sin operar desde la fecha referida y únicamente dos de los que rentaban esas cajas de seguridad están presos: Roberto Borge Angulo, ex gobernador de Quintana Roo y Leticia Rodríguez Lara, “Doña Lety”, jefa del Cártel de Cancún; el primero detenido en Panamá, el 5 de junio de 2017 y la segunda con dos meses de diferencia, el 9 de agosto de ese mismo, en Puebla, cuando trataba de visitar a su hijo, preso en ese mismo estado, también por delitos contra la salud.

Respecto a las cajas que no han sido reclamadas, ni siquiera han podido ser identificados los propietarios, ya que en el transcurso de las investigaciones se descubrió que utilizaron prestanombres o bien identidades falsas.

En las cajas que permanecen en resguardo de la FGR, en virtud de que sus dueños las dieron por perdidas al no poder demostrar la licitud de su contenido, se encontraron millones en dólares, euros y pesos; colecciones de monedas, joyas, relojes finos, barras de oro, armas, droga, tarjetas de crédito clonadas e implementos para la falsificación y clonación de las mismas.

DESCUBREN EL NIDAL FINANCIERO DE NARCOS Y CORRUPTOS

El 5 de junio de 2017, tras una serie de denuncias, Roberto Borge Angulo, ex gobernador de Quintana Roo, fue capturado en Panamá y con su detención se abrieron varias líneas de investigación que revelaron sus vínculos con personajes del mundo de las drogas.

Ello originó que el 9 de agosto de ese mismo año, la policía detuviera en Puebla a Leticia Rodríguez Lara, “Doña Lety” o “La 40”, una ex agente de la Policía Judicial Federal, convertida en jefa del Cártel de Cancún, de acuerdo a la carpeta de investigación FED/SEIDO7UEIDCS-PUE/000740/2017.

La orden de cateo la otorgó un juez federal, como resultado de las declaraciones ministeriales de la mujer, al confesar que guardaba parte del producto de sus ilícitas actividades en dos cajas de la empresa Firts National Security, en la ciudad de Cancún.

El operativo comenzó el 9 de junio del 2017 en forma general y al comprobarse que, efectivamente, Rodríguez Lara tenía dos cajas de seguridad en las que encontraron droga, armas, alhajas, millones en dólares, euros y pesos y documentación comprometedora, procedieron a su aseguramiento.

Tras revisar detalladamente su contenido, 12 días después se llevó a cabo un segundo cateo y se aseguraron dos cajas más, a nombre de Manuel Eligio Marrufo Trejo, secretario privado de Borge Angulo. La única persona que aparecía como beneficiaria era Mariana Zorrilla Erales, ex presidenta del DIF y ex esposa del ex gobernante.

Pero aún no se tenía evidencia plena de la relación directa de Borge Angulo con las cajas de seguridad, aunque de manera irónica sería el mismo ex gobernador el que daría la pauta a las autoridades para llevarlas hasta la Firts National Security, donde se evidenciaría su vinculación con las mismas.

EL PEZ POR SU PROPIA BOCA MUERE

Luego de que el uno de octubre de ese mismo año, el gobierno panameño autorizara su extradición, Borge solicitó hablar con sus abogados. La reunión se desarrolló en la pequeña estancia donde estaba retenido, en las instalaciones de la Policía Nacional de Panamá, a donde había sido cambiado al descubrirse un intento de fuga.

Borge ordenó a sus defensores que interpusieran toda clase de recursos para evitar ser repatriado, pero lo inmediato e importante era rescatar documentación, guardada y oculta en las cajas de seguridad en Quintana Roo, cuyo contenido era la información de una extensa red de testaferros, un promedio de más de 80 prestanombres.

El detalle que no tomó en cuenta Borge ni sus abogados, fue que todas sus conversaciones y actividades, tras su frustrado intento de fuga del penal El Renacer, eran ya monitoreadas y grabadas, por lo que una semana después la Fiscalía de Panamá informó a la SEIDO el contenido de la conversación entre el acusado y su defensa.

Dentro de la charla “privada”, se habían escuchado palabras claves, como: “First National Security”, “cajas de seguridad de los amigos” y “hay que recuperarlas a como diera lugar”, entre otras frases.

Con esos nuevos elementos, se dispuso que fueran aseguradas las mil 540 cajas de la empresa, a lo que los ahorradores se inconformaron y fue entonces que se dieron una serie de protestas en las que se argumentaron violaciones a sus derechos, robos y saqueos, lo que aprovecharon otros personajes ligados al crimen organizado para tratar también de que les fuera devuelto lo asegurado.

Ese panorama fue aprovechado por algunos medios a modo, que iniciaron toda una campaña en contra de las “injusticias” cometidas por la ahora Fiscalía General de la República y exigieron nuevamente que les regresaran las cajas.

La familia Ancona Teigell, administradora de la empresa de valores, pidió a las autoridades “terminar con la pesadilla no sólo para el representante legal de First National Security, Santiago Ancona Teigell, sino también para los mil 540 arrendatarios, “que habían sido despojados de manera ilegal y arbitraria, violando todos sus derechos y robando el patrimonio de años de trabajo”.

Empero, no hicieron comentario alguno respecto a que si bien había sido absuelta de los primeros cargos y que el juez, declarándose incompetente, declinó el caso a sus pares de Cancún, Quintana Roo, la empresa si había quedado vinculada a proceso por el delito de encubrimiento, dada la posibilidad de que hubiera conocido el origen ilícito de las fortunas de algunos ahorradores y no lo hiciera del conocimiento de las autoridades.

Durante el curso de las investigaciones, cientos de usuarios honestos que no tenían nada que ocultar y demostraron con documentos, fotos y demás pruebas, el origen lícito de lo que guardaban en la empresa, la FGR procedió a la devolución de las mismas, sin mayores problemas.

A la fecha, los 357 ahorradores que no reclamaron sus cajas se volvieron humo; el desahogo del proceso se lleva a paso de tortuga; Borge y “Doña Lety” siguen en prisión y la sucursal de la empresa de valores Firts National Segurity, en Cancún, muestra los estragos del paso del tiempo y del abandono en que se encuentra.

*******

Dejar respuesta