*El director del IFEQROO, Abraham Rodríguez Herrera, deja obras sin realizar e inconclusas pese que la Federación le entregó fuertes cantidades de dinero para habilitar centros de enseñanza en el estado

*Los trabajos del CER de Bacalar y la Telesecundaria “Ramón Santana Moguel”, en la delegación de Alfredo V. Bonfil, municipio de Benito Juárez, no justifican ni la mitad de los cerca de dos millones de pesos destinados

STAFF SOL QUINTANA ROO

Chetumal.– Una estela de opacidad y silencio le preceden a la ejecución de recursos que entregó la Federación al Instituto de Infraestructura Física Educativa del Estado de Quintana Roo (IFEQROO), que dirige Abraham Rodríguez Herrera, para la realización de obras en escuelas públicas del estado.

Sin importar el retroceso que puedan sufrir generaciones completas de estudiantes quientanarroenses que acuden a indignantes centros de enseñanza, la dependencia estatal en complicidad de empresarios de la construcción no ha ejecutado obras o las ha dejado inconclusas pese que ha recibido fuertes cantidades de dinero.

Documentos en poder de Grupo Sol Quintana Roo muestran que IFEQROO de Abraham Rodríguez Herrera recibió por parte del gobierno federal 1,718,527.43 (Un millón setecientos diez y ocho mil quinientos veintisiete pesos 43/100 MN) para la ejecución de dos obras en dos centros educativos, uno en el municipio de Benito Juárez y otro en Bacalar.

El primero y más costoso fue para las obras de acabados y mantenimientos en la Telesecundaria “Ramón Santana Moguel”, en la delegación de Alfredo V. Bonfil en el municipio de Benito Juárez, en donde luego de un largo proceso de licitación, la Federación autorizó un presupuesto de 1,251,068.21 (Un millón doscientos cincuenta y un mil sesenta y ocho pesos 21/100 MN) que le fueron entregados a la persona física “Tomás Asunción González Canché”.

Según la licitación pública Nacional Número LO-923039994-E2.2019 los recursos salieron del Fondo de Aportaciones Múltiples para el programa “Escuelas al Cien” y los recursos le fueron entregados a la dependencia estatal según el número de asignación DI/753/18 con fecha 22 de mayo de 2018, es decir que los recursos estaban etiquetados en el presupuesto de egresos de la Federación.

El fallo de la licitación se firmó el 01 de marzo de 2019 en la dirección jurídica de Infraestructura Física del Estado de Quintana Roo ubicada en la avenida Insurgentes número 20 de noviembre, en la ciudad de Chetumal.

Los responsables de la IFEQROO que firmaron el fallo son Aldo Andrés Castro Jiménez, director de Planeación; Carlos Daniel Vázquez Castillo, jefe del departamento de Normatividad y Licitación de Obra Pública.

Sin embargo, en un recorrido por la Telesecundaria “Ramón Santana Moguel”, en la delegación de Alfredo V Bonfil se pudo constatar con el personal académico y estudiantes que las obras se quedaron a medias y se perciben inservibles.

Los quejosos lamentaron que hace poco más de seis meses que los trabajadores del empresario “Tomás Asunción González Canché” y dejaron de realizar los trabajos para la habilitación de sanitarios para personas con discapacidades.

Lo dicho por los quejosos no coincide con el último reporte del supervisor en el que explica que los baños quien reportó que en el lugar encontró a “Tomás Asunción González Canché” y se pudo constatar que se realizaban trabajos para la habilitación de sanitarios para personas con discapacidades a los que se les instaló loseta en muros y piso, así como el aplanado en muros y plafón realizados, la pintura en los muros y plafón en los edificios A y B.

Y si bien este último reporte no da cuenta precisa de trabajos inconclusos si muestra que los precios de las obras de rehabilitación están inflados de manera desmedida. Además, en un rastreo de información se pudo constatar que el director del IFEQROO, Abraham Rodríguez Herrera, nunca anunció el comienzo de las obras ni mucho menos hizo la entrega oficial de los trabajos.

Cabe señalar que el constructor “Tomás Asunción González Canché” optó por participar en la licitación con su nombre y no con su empresa la cual se denomina “Codarq Construcciones S.A. de C.V.”, con domicilio en la unidad habitacional irregular conocida como “Mundo Hábitat”, y cuyos socios son Claudia Mayela Compean Jiménez y María del Rocío Rodríguez Navarrete.

La segunda obra en la que se hace referencia se realizó bajo el dictamen de adjudicación directa de obra pública número AO-923039994-E4-2019 para una construcción de una reja de acero en el Centro Regional de Educación Normal Javier Rojo Gómez en la localidad de Bacalar.

El acuerdo es entre el Instituto de Infraestructura Física Educativa del Estado de Quintana Roo y los Servicios Educativos de Quintana Roo el 12 de diciembre de 2018 por la cantidad de 467,459.22, misma que le fue otorgado al contratista Luis Fernando Vargas Argaez el pasado 22 de junio de 2019 y que supuestamente fue concluida el 29 de junio.

Sin embargo, la reja de medio millón de pesos a la fecha cuenta con varias y zonas inconclusas. Además, los trabajos nunca fueron entregados de manera formal.
Por otro lado, resulta lamentable que el titular de IFEQROO, Abraham Rodríguez Herrera, insista en la instalación de aulas provisionales mismas que tienen un costo de más del 40 por ciento que el precio de la construcción de salones tradicionales.

A mediados de año el IFEQROO entregó tres aulas prefabricadas para la Telesecundaria en la colonia México, ubicada en el municipio de Benito Juárez, pues los alumnos de este plantel estudiaban en aulas provisionales de lámina y herrería, las cuales no reunían las condiciones para que los jóvenes tomaran clases.

Es por ello que se invirtió un 1,141,932.00 (Un millón ciento cuarenta y un mil novecientos treinta y dos pesos 0/100 MN) para instalar tres aulas prefabricadas y cuatro módulos de servicio sanitarios con piso de concreto, con base a una licitación pública.

Es decir que cada aula prefabricada tuvo un costo aproximado de 300,00.00 (Trescientos mil pesos 0/100 MN), cuando un salón construido de manera tradicional de las mismas dimensiones cuesta alrededor de los 200 mil pesos con una durabilidad y calidad muy superior a las prefabricadas que hoy ya muestras averías.

Lo cierto que como estas, el IFEQROO que dirige Abraham Rodríguez Herrera ha entregado contratos por un sinfín de obras que además de sobrevaluadas, unas no se han realizado y otras siguen inconclusas.

Dejar respuesta