• Resultado de acuciosas pesquisas en diversos paraísos fiscales
  • Suiza, Andorra, España, Aruba, Belice, Bermudas, Estados Unidos, República Dominicana, Barbados, Islas Vírgenes, Letonia, Curacao, Trinidad y Tobago y Panamá, fueron los países donde rastrearon sus cuentas
  • Uno de ellos, Panamá, donde estaba refugiado y tenía inversiones
  • Hundido cada vez más, al resquebrajar su estructura financiera

STAFF SOL QUINTANA ROO

CIUDAD DE MÉXICO.- Tal y como lo anticipara oportunamente Sol Quintana Roo, que ahora confirma el Gobierno Federal, las cuentas bancarias de Roberto Borge Angulo han sido “congeladas” por órdenes de la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) de la Secretaría de Hacienda, como resultado de investigaciones e intercambio de información con gobiernos de al menos una decena de paraísos fiscales.

Fuentes de la Subprocuraduría Especial de Investigaciones en Delincuencia Organizada (SEIDO)confiaron a esta casa editorial que uno de ellos es el ex gobernador de Quintana Roo, Borge Angulo.

Sobre este ex mandatario y otros tres más, pesan ya las denuncias presentadas ante la Fiscalía General de la República y a los que ya les fueron congeladas sus cuentas bancarias.

Conforme a lo revelado por nuestras fuentes, la Secretaría de Hacienda, a través de la UIF, resolvió asegurar y congelar las cuentas bancarias del ex mandatario estatal, luego de la información recabada mediante sendas investigaciones llevadas a cabo en diversos paraísos fiscales, donde se detectaron capitales y bienes del ex político cozumeleño.

Entre los paraísos fiscales que fueron consultados, figuran los siguientes:

Suiza, Andorra, España, Aruba, Belice, Bermudas, Estados Unidos, República Dominicana, Barbados, Islas Vírgenes, Letonia, Curacao, Trinidad y Tobago y Panamá, nación donde Borge Angulo fuera capturado, como resultado de la solicitud de detención provisional con fines de extradición, el pasado 4 de junio de 2017.

Con antelación, Sol Quintana Roo, había dado a conocer detallados trabajos donde se evidenciaba la polémica trayectoria del ex gobernador, en las que fundamentó con documentos y diversas pruebas, la presunta culpabilidad de Borge Angulo en la comisión de ilícitos durante su paso por el servicio público.

Cabe destacar que para que ahora fuera posible el congelamiento de las cuentas de los ex mandatarios estatales, Nieto Castillo tuvo que recurrir a la Suprema Corte de Justicia de la Nación, toda vez que el ex ministro Eduardo Tomás Medina-Mora Icaza, cuyo paradero se desconoce, promovió jurisprudencias para evitar el congelamiento de cuentas de los presuntos involucrados en ilícitos.

Las jurisprudencias que Medina-Mora promovió, según Nieto Castillo, contravienen los tratados de Palermo, Viena y Mérida, «es necesario que en el Senado se impulsen reformas tendientes a cumplir los objetivos de las convenciones e identificar a los testaferros que están recibiendo recursos y operan a nombre de terceros«, señaló.

De hecho, podría decirse que luego de los recursos impulsados por Medina-Mora, ciertos ex servidores públicos implicados se sintieron seguros y confiados en que no pasaría nada, pero ante la jurisprudencia que aclarara Nieto Castillo, el número de amparos contra el congelamiento de cuentas se elevó.

Apenas el viernes 20 del presente mes, Sol Quintana Roo, difundió uno de varios casos por los que se le imputa a Borge Angulo el delito de operaciones con recursos de procedencia ilícita (lavado de dinero).

La Unidad de inteligencia Financiera (UIF), ordenó congelar las cuentas del ex gobernador de Quintana Roo, Roberto Borge Angulo, que actualmente se encuentra sujeto a prisión preventiva oficiosa en el Centro Federal de Readaptación Psicosocial (CEFEREEPSO), en el Barrio de San Luis, Unidad Habitacional Mariano Matamoros, en el Municipio de Ayala, Morelos.

Anteriormente Borge Angulo ya había sido objeto de investigaciones por parte de la UIF, por el delito de lavado de dinero.

La acusación fue formulada por el Ministerio Público Federal en 2010, cuando el Gobierno Federal estaba a cargo del panista Felipe de Jesús Calderón Hinojosa.

La denuncia, de acuerdo a lo difundido por Sol Quintana Roo, fue contra Borge Angulo y contra quien resulte responsable, conforme al acta circunstanciada 234/FEPADE/2009, la cual fue elevada a categoría de averiguación previa el 10 de noviembre de ese mismo año y se le asignó el número de carpeta 284/FEPADE/2009.

La UIF elaboró el reporte de análisis de operaciones UIF/PGR/075/2009, incluido en el oficio 110/F/241/2009 firmado por el director general adjunto de Procesos Legales de la UIF, en donde se especificaba que Roberto Borge había recibido dinero en efectivo en su cuenta bancaria, por 3 millones 895 mil 290,74 pesos, de los cuales 2 millones 98 mil pesos correspondieron a 20 depósitos y un millón 697 mil 585 pesos por la venta de dólares.

Las investigaciones en su contra iniciaron cuando el Banco HSBC emitió un reporte de operación inusual, el 28 de diciembre de 2004, cuando Borge era secretario particular del entonces diputado federal, Félix Arturo González Canto.

Las indagatorias revelaron que, en menos de 3 meses, se hicieron depósitos en la cuenta bancaria personal de Borge por casi 4 millones de pesos en efectivo, que no pudieron ser comprobados legalmente.

Cuando se abrió la investigación en su contra, Borge Angulo era ya candidato a diputado federal por el Primer Distrito de Quintana Roo por la Alianza Partidista Primero México, sin embargo y pese a las pruebas aportadas por la UIF, en 2013 se determinó el “no ejercicio de la acción penal” en su contra.

Ahora, a tres años y tres meses de que Borge Angulo fuera relevado en la gubernatura se reabre una de tantas investigaciones en su contra y por la que le fueran aseguradas sus cuentas bancarias.

A lo anterior, se le suman sus carpetas de investigación federal y de la justicia de Quintana Roo.

Anuncios

Dejar respuesta