STAFF SOL QUINTANA ROO

De acuerdo a Infosalus, Solo un 5 por ciento de los casos de cáncer se relaciona con un gen heredado de los padres, por lo que el 95 por ciento de los tumores no son hereditarios.

Esto ocurre porque cada persona tiene dos copias de cada gen y transmite solo una de estas dos copias a la descendencia, la otra copia es transmitida por el otro progenitor.

Aunque el padre o la madre posean una mutación genética en un determinado gen, es posible que la descendencia herede la copia «buena» y no la «mala», de forma que la probabilidad de heredar un gen mutado de los progenitores del 50 por ciento.

Existe una variación enorme, por lo que, hay familias con penetrancia muy alta y hasta un 80 por ciento de posibilidades de desarrollar un cáncer si se porta la mutación, frente a familias con una penetrancia baja, donde este porcentaje se reduce al 30 por ciento.

Entre los motivos, se barajan variables como el fenotipo o el estilo de vida, que suele ser similar entre miembros de una misma familia.

Dejar respuesta