STAFF SOL QUINTANA ROO

Ciudad de México.- Trascendió que este viernes un juez federal emitió su opinión legal en la que se pronuncia en favor de extraditar a Raúl Martins Coggiola a Argentina para que sea juzgado como presunto líder de una red internacional de trata de mujeres.

El juez de control del Centro de Justicia Penal Federal del Reclusorio Norte, dictó en favor de entregar al ex espía argentino al estimar que la petición de extradición cumple con todas las formalidades y requisitos de la legislación en la materia.

El dictamen jurídico del juzgado fue enviado a la Secretaría de Relaciones Exteriores. Ante esto, se espera que en un plazo de 20 días hábiles resuelva si extradita Martins Coggiola.
Si Martins recurre al amparo, su entrega se retrasaría al menos medio año, tiempo en que tardaría en resolverse el amparo en todas las instancias judiciales.

Argentina, país de origen del ex espía reclama a Martins para que sea procesado por un Juzgado Nacional en lo Criminal y Correccional Federal de Buenos Aires por los delitos que se le incriminan.

Fueron las autoridades argentinas quienes hicieron los trámites para que en México se librara la orden de detención provisional con fines de extradición en su contra.

HISTORIAL

Como se recordará, los gobiernos de México Argentina agilizan los trámites requeridos en el proceso de extradición del bonaerense Raúl Martins Coggiola, al que ambos países le imputan los cargos de trata de personas, asociación delictuosa, lavado y explotación sexual.
 
Sol Quintana Roo, en exclusiva señaló que la Unidad de Inteligencia de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público “congeló” las cuentas del tratante de personas, espía y proxeneta argentino, en tanto se resuelve su situación jurídico-legal, tanto en México como en Argentina, país que solicitó su detención provisional con fines de extradición.
 
Previamente, ante un recurso presentado por sus abogados defensores, en cuanto a enfrentar su proceso de extradición en libertad, las autoridades judiciales le negaron dicho beneficio, al considerarlo líder de una red internacional de trata de mujeres.
 
Martins Coggiola, considerado en su momento como el zar de la prostitución en Quintana Roo y que durante 30 años explotara a mujeres argentinas, colombianas, venezolanas y mexicanas, fue detenido en Cancún, donde residía, el pasado ‪5 de octubre‬, tras la resolución de la Cámara Federal Argentina, hecha a principios de septiembre, en la que solicitó la captura del también ex espía de la Secretaría de Inteligencia del Estado (SIDE) de Argentina.
 
La solicitud de captura se hizo extensiva a la Fiscalía General de la República, se solicitó a la Policía Internacional emitiera la ficha roja y finalmente los agentes federales lograron atrapar al argentino que se había disfrazado con una peluca para evitar que fuera reconocido.
 
Luego de su detención, fue trasladado a la Ciudad de México y puesto a disposición del juez, con sede en el ‪Reclusorio Norte de la Ciudad de México‬, que admitió y dio curso a la causa penal para que el extranjero pueda ser extraditado a su país, dado que es el pedimento principal del gobierno argentino.

Se desconoce con precisión el monto total de las cuentas congeladas, pero estimaciones extraoficiales indican que asciende a decenas de millones de dólares, acumulados durante las más de tres décadas dedicadas al lenocinio.

 La decisión tomada por la Cámara Federal de Casación, obedeció, según el gobierno argentino, a la “especial gravedad” de las actividades del proxeneta Raúl Martins que cometió tanto en su país como en México.

Los camaristas Mariano BorinskyGustavo Hornos y Javier Carbajo, confirmaron así la decisión de la Sala Uno de la Cámara Federal porteña que avaló el procesamiento y la prisión preventiva dictada a Martins por la jueza del caso María Servini y se consideró inadmisible el recurso de la defensa de Martins, que se oponía a la prisión preventiva.

  Martins Coggiola, está siendo procesado por asociación ilícita, trata de personas, lavado y explotación de la prostitución ajena, delitos que «descartan la posibilidad de una condena de ejecución condicional».

Su hija, Lorena Martins, quien en su momento lo denunciara al darse cuenta de sus ilícitas actividades, dijo tras su captura y encarcelamiento preventivo en un reclusorio de la CDMX: “Si él pudiera matarme, ahora mismo, lo haría”.

Dejar respuesta