STAFF SOL QUINTANA ROO

Estados Unidos.- Anthony Todt,  un especialista en terapia deportiva, enfrenta cuatro cargos de «asesinato premeditado» y uno de crueldad animal, después de confesar haber matado a su esposa Megan, de 42 años, y sus tres hijos Alek, Tyler y Zoe de 4, 11 y 13 años, asi como también a la mascota de la familia.

Todo se desarrolló en la comunidad de Disney World que lleva por nombre ‘Celebration’, donde la familia rentaba desde mayo de 2019.

Por el estado de descomposición en el que se encontraban los cuerpos, creen que este padre de familia los había matado desde diciembre y vivía con los cadáveres desde entonces.

Anuncios

Dejar respuesta