STAFF SOL QUINTANA ROO

MÉRIDA.-Elementos de la Secretaría de Seguridad Pública lanzaron gas lacrimógeno para dispersar la meta marcha que se organizó para reclamar la mala toma de decisiones del gobernador Mauricio Vila Dosal, quien hoy rindió su informe en la capital del Estado.

Los hechos se suscitaron luego del enfrentamiento ocurrido entre manifestantes y policías en la calle 60 por calle 35 del Centro Histórico de Mérida.

Fueron Minutos de tensión se vivieron durante la mega marcha donde hubo empujones entre manifestantes y agentes de la Secretaría de Seguridad Pública.

Cuando todo se descontroló los agentes policiales tiraron una bomba de gas lacrimógeno al contingente donde había niños y mujeres y personas de la tercera edad.

Algunos manifestantes resultaron con afectaciones, lo que provocó que la gente se disperse.

Anuncios

Dejar respuesta