*Laura Beristain Navarrete, presidenta municipal de Solidaridad, contrata empresas improvisadas para realizar trabajos especializados que requiere la comuna

* Paga 6,863,658.32 a la empresa “Expocon Fusión Empresarial Sociedad Anónima S.A. de C.V.” para colocar luminarias, pero la ciudad sigue en penumbras

*En la dirección que presentó la empresa contratista como domicilio fiscal para la realización del contrato millonario, los vecinos del lugar no saben nada sobre la existencia de alguna compañía

STAFF SOL QUINTANA ROO

Playa del Carmen.- La insistencia del gobierno municipal que encabeza Laura Beristain Navarrete de contratar empresas improvisadas con el fin de someterlas al juego sucio del desvío de recursos y ocultar los nombres verdaderos de los beneficiarios de contratos millonarios para la realización de obras que a la vista de todos los habitantes de demarcación no se han ejecutado o en su defecto, no se han concluido, pese a que ya fueron liquidadas.

La empresa “Expocon Fusión Empresarial Sociedad Anónima (SA) de Capital Variable (CV)» representada por Stalin Diego Ayala obtuvo el contrato de obra pública número MSOL-DGIDUMAyCC-RF-029-2019 para ejecutar el programa municipal de mejoramiento de alumbrado público en el municipio de Solidaridad en la cabecera municipal Playa del Carmen.

En el documento se establece el período de duración de la obra de 90 días con fecha de inicio el 12 de agosto de 2019 misma que debió concluir el 9 de noviembre de 2019, por lo cual se le pagó 6,863,658.32 (Seis millones ochocientos sesenta y tres mil seiscientos cincuenta y ocho pesos 32/100).

Lo lamentable del caso es que en Playa del Carmen no se ha puesto en marcha ningún programa municipal de mejoramiento de alumbrado público en el municipio, pues la otrora ciudad conocida como el motor económico de la Riviera Maya está en penumbras, sobre todo en las zonas consideradas peligrosas.

Para ninguno de los residentes de Playa del Carmen es desconocido que las zonas más peligrosas se ubican en las colonias Luis Donaldo Colosio, Gonzalo Guerrero, Villas del Sol, Palmas I, Galaxias 1 y 2, Nueva Creación, gran parte del Ejido, Bellavista, algunas calles del Centro, La Guadalupana, incluso varias calles aledañas de la Quinta Avenida, etc., mismas que se encuentran en total penumbras.

Es decir que el supuesto programa municipal de mejoramiento de alumbrado público en el municipio de Solidaridad nunca operó, y por el contrario los camiones del municipio destinados a los servicios públicos municipales fueron los encargados de realizar algunos cambios de lámparas, pero nada más.

Es por ello, que la ausencia de la compañía contratista fue notable. Y si bien, la empresa constituida el 30 de noviembre de 2015 en la ciudad de Mérida, Yucatán, y es una sociedad conformada por el mismo Stalin Diego Ayala, quien también funge como representante legal; y Edgar Alfredo Sosa Soto, nombrado administrador único, según el acta que aparece en el Registro Público de Comercio con folio mercantil electrónico 59497, lo cierto es que no cuenta ni con talleres.

Según el contrato entre el ayuntamiento y la empresa, firmado por el tesorero municipal Luis Fernando Vargas Aguilar; el director general de Infraestructura, Desarrollo Urbano, Medio Ambiente y Cambio Climático; el director de obras públicas, Alfonso Eugenio Gordillo Avendaño; y el contratista     , quien es el representante legal de la empresa.

Dicha firma se encuentra ubicada en la Calle Bilbao, entre calle Albis y Calle Bilbao, Manzana 1, Lote 005, número 105-Z1 PB, Fraccionamiento Real Bilbao CP 77710, Playa del Carmen, Solidaridad, mismo que se señala para todos los fines y efectos legales del contrato.

Sin embargo, Grupo Sol se dio a la tarea de apersonarse para investigar si en esa dirección estaba la empresa “Expocon Fusión Empresarial Sociedad Anónima (SA) de Capital Variable (CV)», pero resulta que es un departamento vacío.

Además, la alcaldesa Laura Beristain Navarrete fue muy complaciente con la empresa pues según el contrato, le pagó por adelantado más del 30 por ciento de la obra a manera de anticipo. Según la cláusula quinta del contrato referente a los anticipos señala que: el municipio otorgará para iniciar los trabajos el 30 por ciento del importe total del contrato y será por la cantidad de 2,059,097.05 (Dos millones cincuenta y nueve mil noventa y siete pesos 50/100 MN) para la construcción de sus oficinas, almacenes, bodegas e instalaciones y, en su caso, para los gastos de traslado de maquinaria de construcción e inicio de trabajos, etcétera.

El colmo del cinismo, pues por ningún lado se construyeron almacenes ni talleres y mucho menos oficinas, pese a que hay un domicilio fiscal en el cual tampoco se pudo constatar que pertenezca a alguno de los socios quienes tienen su domicilio en el vecino estado de Yucatán.

En el registro público del comercio, los socios dieron otros domicilios. Stalin Diego Ayala quien es el representante legal de la empresa “Expocon Fusión Empresarial Sociedad Anónima (SA) de Capital Variable (CV)» vive en el predio marcado con el número doscientos cuarenta y nueve B de la calle Veintisiete de la Colonia Santa María Chuburna de Mérida, Yucatán. Mientras que Edgar Alfredo Sosa Soto tiene domicilio en el predio marcado con el número quinientos uno N de la Calle Veintiocho de la colonia Esperanza de Mérida, Yucatán.

Lo peor del caso es que dicha empresa tiene por objeto social una actividad muy distinta a la que exige tanto las reglas de licitación como los anexos del contrato que contrajo con el ayuntamiento de Solidaridad.

Según el contrato y el acta constitutiva de la empresa tiene por objeto social la realización de estudios técnicos económicos, administrativos y la prestación de servicios en dichas materias, además de conferir y desempeñar toda clase de concesiones, distribuciones y representaciones, adquirir acciones, parte de interés en otras sociedades y empresas, así como la realización de cualquier acto y contrato ya sea de orden civil, mercantil o industrial que sean lícitos y que se relacionen con los fines antes citados.

En ningún lado se habla de que la empresa tenga la capacidad técnica y material para desempeñar los trabajos que exige el programa municipal de mejoramiento de alumbrado público en el municipio de Solidaridad en la cabecera municipal Playa del Carmen.

Es por ello que la empresa es una de las improvisaciones de la presidencia municipal que encabeza Laura Beristain Navarrete con el fin de desviar recursos del erario público pese a que la instalación de luminarias en toda la demarcación es un clamor social ante la creciente inseguridad que se vive.

Dejar respuesta