STAFF SOL YUCATAN

MÉRIDA.- Tras la represión del gobierno de Mauricio Vila Dosal contra quienes se manifestaron en contra de las decisiones de aumentar la carga fiscal a los yucatecos y la imposición del reemplacamiento, asociaciones civiles afirmaron que el gobernador Mauricio Vila Dosal promueve la discriminación y xenofobia en el estado por lo que convocan a más protestas para manifestar su inconformidad contra el gobernador.

La “Marcha Pacífica del Silencio por la Dignidad de Yucatán”, convocada por “Docentes Unidos Luchando en Yucatán (DULY)”, quienes continúan inconformes por lo sucedido el pasado 19, en donde los manifestantes denunciaron represión, se realizará este domingo 26 de enero.

La finalidad es demostrar la unidad de los yucatecos y continuar luchando por la libertad de expresión, por lo que se solicita a los asistentes vestir de blanco y la cita es a las 8:30 de la mañana en la calle 60 por 35 para trasladarse después al Palacio de Gobierno.

Para el viernes 31 de enero, la Unión Nacional de Trabajadores (UNT) y el Frente Amplio Social Unitario (FASU) convoca a otra marcha a partir de las 16:00 horas en el parque de Santiago, para protestar igualmente por los nuevos impuestos, el caro reemplacamiento y la represión, por lo que invitan a todas las personas que quieran unirse.

Los organizadores señalaron que saldrán a las calles cuantas veces sea necesario, con el fin de que puedan ser escuchados con frecuencia.

Martha Capetillo Pasos, integrante de Derechos Humanos de la Asociación Civil Indignación, dijo que además de la represión a la que ha incurrido el Gobierno del Estado, tanto el gobernador Vila Dosal, la Secretaria General de GobiernoMaría Fritz Sierra y el titular de la Secretaría de Seguridad Pública, Luis Felipe Sidén Ojeda, han promovido entre la sociedad yucateca un lenguaje xenofóbico y con ello están fomentando la discriminación y el rechazo hacia las personas de estados distintos, problemática que incluso ya existe en Yucatán.

“Han dicho que estas cosas no pasan en Yucatán e incluso señalaron que se trata de personas que vienen de otras partes de la República Mexicana, con lo cual están promoviendo la xenofobia”, describió.

Capetillo Pasos hizo hincapié en la preocupación que tienen sobre el grado de represión que se ha presentado en las últimas marchas efectuadas en Yucatán, incluso especificó que ya con la colocación de vallas en las calles y sobre todo en la zona del informe el domingo pasado, se veía la intención de bloqueo.

De igual forma, la activista dijo que estarán pendiente a la resolución que otorgue la Comisión de Derechos Humanos del Estado de Yucatán (Codhey), ya que el uso de gas lacrimógeno se hace con una orden directa de algún mando, porque a pesar de que en sí no provoca la muerte, sí deja lesiones a las personas que están en el lugar.

Recalcó que previamente a su uso se debió dar aviso a las personas de que se haría y esto tampoco sucedió. “Primero debían advertir porque en sí esto es una medida disuasiva, no la activación”, agregó.

Refirió que el pasado 19 de septiembre, en el marco de la Cumbre Mundial de los Premios Nobel de la Paz, se impidió el tránsito de la manifestación de personas de la asociación “los Guardianes de los Cenotes de Homún”, quienes no pudieron acercarse al Centro Internacional de Congresos (CIC) en donde querían externar sus inconformidades.

“Hemos sabido de la represión que ya se ha presentado en varios eventos y esto constituye un motivo de preocupación para nosotros, por lo que no permitiremos que siga ocurriendo”, detalló.

A todo lo anterior activistas no sólo lamentaron que el gobernador Mauricio Vila Dosal y otros funcionarios hayan propagado un discurso xenófobico para justificar los hechos, sino que ahora interpusieron formalmente una queja ante el Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación (Conapred).

Se trata de los activistas yucatecos Alex Orué y Carlos Escoffié Duarte, quienes señalaron que el mismo gobernador, así como la secretaria General de Gobierno, María Fritz Sierra y el titular de la Secretaría de Seguridad PúblicaLuis Felipe Sidén Ojeda, han emitido mensajes xenofóbicos que promueven la discriminación, ya que argumentaron que las personas que provocaron actos violentos son provenientes de otros estados de la República Mexicana.

De acuerdo con Carlos Escoffié Duarte, incluso otros funcionarios como la diputada federal del Partido Acción Nacional (PAN), Cecilia Patrón Laviada, incurrieron en esto mismo, pues luego de lo ocurrido el domingo pasado, ella difundió en sus redes sociales lo siguiente:

Carlos Escoffié refutó que “la violencia en Yucatán no es importada. La represión violenta a la protesta vino del Estado. Si la gente salió a las calles es justo por la falta de diálogo de las autoridades.”

A pesar de que los activistas yucatecos están conscientes de que la Conapred atiende temas estatales, ellos decidieron interponer esta queja, ya que no se trata sólo de una autoridad estatal la que fomenta este discurso, sino ya son varios detectados.

Además, los activistas piden que se reconozca en Yucatán la discriminación contra personas que provienen de otros estados, lo cual se traduce en un constante rechazo. En este sentido, informaron que estarán pendientes del seguimiento que le de la Conapred a estos casos.

Dejar respuesta