Edgar González Martínez/Sol Quintana Roo

*Grupo Salinas genera empleos y busca una prosperidad incluyente

Esperanza Azteca, que ahora adopta la SEP, es un buen ejemplo

En México, hacer dinero, legalmente, es difícil. Empresarios, industriales y en general los hombres de empresa, tienen que sortear múltiples obstáculos para hacer empleos, conservarlos, incrementarlos y cobrar dividendos por ese esfuerzo. No, no es nada fácil. Pero regresar a la comunidad parte de esos dividendos en obras sociales, en programas como los que realiza el Grupo Salinas, es aún más difícil.

Como nos precisa Tristán Canales Najjar, Vicepresidente de Información y Asuntos Públicos del Grupo Salinas, durante más de un Siglo, Grupo Salinas ha desarrollado acciones empresariales y sociales con el firme compromiso de impulsar una prosperidad incluyente; es decir, una prosperidad que pone el énfasis en la creación de valor ambiental y social a la par del valor económico en todas las comunidades donde opera.

Esto se debe a que Ricardo Benjamín Salinas Pliego, presidente de Grupo Salinas, es un empresario con una profunda vocación y sólida agenda de acción social para transformar a México por medio de la construcción de capacidades y entornos propicios, en los cuales todos los mexicanos puedan crecer y encontrar su propio camino a plenitud. No, no es filantropía; no, es acción social; la filantropía es caridad y asistencialismo y estos no son parte de la agenda de Grupo Salinas.

El compromiso de Ricardo Benjamín Salinas Pliego está en potenciar las capacidades de la sociedad. A través de distintos programas. Por ejemplo, Esperanza Azteca, que se convirtió en uno de los programas musicales y sociales más destacados de la historia de México; a través de 87 orquestas sinfónicas y coros a lo largo de todo el país, el programa contribuyó a la formación de más de 40,000 niñas, niños y jóvenes, quienes encontraron en el estudio de la música un punto de partida para transformar sus vidas, las de sus familias y sus comunidades en forma positiva.  Y que ahora, el gobierno de Andrés Manuel López Obrador incorporó al programa educativo de la SEP estas prácticas en la educación; es decir, ha hecho suyo un modelo exitoso para elevarlo a política pública y así ponerlo al alcance de aún más niñas, niños y jóvenes, brindándoles una verdadera alternativa a la violencia y a la falta de oportunidades en sus comunidades. Por supuesto, aplaudimos estas dos acciones, la creación de un programa educativo musical para los niños mexicanos y ahora, que este programa pase a formar parte de la educación de todos los niños mexicanos a través de la SEP.  Ojalá pronto veamos otros programas sociales o educativos que al madurar los adopte el gobierno y los convierta en políticas públicas.

Afecta a Banorte desaceleración de la economía; cae cartera de crédito.

Los resultados reportados por Banorte para el 4T19 reflejaron el impacto de la desaceleración en la cartera de crédito que está sucediendo a nivel del sistema. A pesar de una caída anual en la cartera, durante el 4T19 hubo un mejor comportamiento a lo esperado que pudiera extenderse durante el próximo año. Los resultados del trimestre se mantuvieron en línea con estimados y permitieron que la institución financiera cumpliera con la guía del 2019 (con excepción del crecimiento en cartera). Lo anterior en gran parte por una mejora considerable en las comisiones por servicios y por reducciones en gastos, al implementar estrategias para reducir sus costos de fondeo.

Los ingresos por intereses disminuyeron -3.9% anual (vs -4.3%e) lo cual es producto de una menor cartera y una reducción en tasas, sin embargo, los gastos financieros se redujeron en mayor magnitud -13.8% (vs -13%e) por una reducción estratégica en el costo de fondeo. Esto último sucedió porque Gfnorte se deshizo de una parte significativa de los depósitos con costos de fondeo demasiado altos, provenientes del negocio de Interacciones. Por otro lado, el negocio de seguros y pensiones registró una pérdida por las reservas de seguros. Todo lo anterior se concretó en un crecimiento del margen financiero de 3% (vs 3.4%e), que si bien refleja una desaceleración, es producto de la estacionalidad del negocio de seguros y podría no seguir esta tendencia si se mantiene un control de gastos riguroso. Con el margen anterior el MIN se incrementó a 5.6% (vs 5.4% del 4T18).

Durante el trimestre las comisiones por servicios netas aumentaron 13.4% reflejando un sólido desempeño debido a un incremento en ingresos por transaccionalidad de clientes en servicios, mientras las provisiones disminuyeron -1% como consecuencia de una menor cartera vencida. Lo anterior fue positivo ya que a pesar de que la intermediación regresó a un menor nivel, el resultado operativo fue apoyado por mejoras en el negocio, a diferencia del trimestre pasado cuando esto sucedió por un evento no recurrente. Finalmente, la utilidad neta se situó en $9,010 millones de pesos, que si bien aparenta ser un decremento de -11.5%(vs -12.4%e), esto obedece a la obtención de un ingreso no recurrente por la venta de activos durante el 4T18, sobre una base ajustada la utilidad neta recurrente aumentó en 5.6% (vs 4.5%e). Se debe considerar que la desaceleración en el crecimiento también refleja la normalización de resultados, tras completarse más de un año desde la fusión con Interacciones. El ROE y la ROA son de 19% y 2.3%, respectivamente.

La cartera de crédito vigente disminuyó -2% contra el cierre del 2018, sin embargo en el 4T19 comenzó a verse una recuperación en comparación con el trimestre anterior. Si bien, únicamente los créditos al consumo y a la vivienda terminaron el año con montos mayores, y ya representan el 15.4% y 22.3% del total, durante este último trimestre todas vieron una mejora secuencial. Cabe destacar que además de la desaceleración en el otorgamiento de crédito, permanece el impacto de la reducción estratégica por parte de la administración en la cartera de gobierno, que parece haber concluido, ya que ésta representa el 22.8% del total y la empresa buscaba colocarla alrededor de estos niveles.

Se recupera la construcción; en el 1er trimestre del año aún está en terreno negativo.

La construcción, uno de los mejores indicadores para ver como va el desarrollo del país, se recupera, no obstante que en el 1er trimestre del año aún está en terreno negativo. Según el Indicador Adelantado de la Construcción (INAC), correspondiente al mes de enero de 2020, elaborado por la consultora FORECASTIM, especializada en la industria de referencia, que dirige Ricardo Trejo Nava, la construcción crecerá entre 2.5% y 3.5 en 2020: escenario base. Por supuesto existen riesgos de crecimiento si las obras de infraestructura no se reactivan, que afectaría el mercado interno y directamente a la inversión privada.

Exhorta Beyruti Sánchez a mejorar el tipo de trabajos que se están creando.

Ante el desempleo registrado en México al cierre de 2019, GINgroup, que preside Raúl Beyruti Sánchez, realizó un análisis sobre cuál es en realidad el problema de desempleo en nuestro país, a través de su revista IDC. El estudio indica que quizá éste no sea el problema más grave de México, sino el tipo de trabajos que se están creando para cubrir la demanda local. Y es que de acuerdo con la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo (ENOE), en el transcurso de 2019, aumentaron aquellos en condiciones precarias.

“Una cifra tan baja de la tasa de desempleo para diciembre fue una gran sorpresa, no solo porque representa una desviación importante de la reciente tendencia de deterioro del mercado laboral, sino porque tuvo lugar en un contexto de estancamiento económico, comento Alberto Ramos, analista de Goldman Sachs.

por su parte el economista José Luis de la Cruz, explicó que “hay dos factores que inciden en esta disminución: la primera es la informalidad”. El nivel de informalidad implica que, en el país, sólo 44 de cada 100 trabajadores tienen garantizados los derechos mínimos laborales como prestaciones, seguridad social y contratos formales. Es por ello, que Beyruti Sánchez ha hecho hincapié en la importancia de la generación de empleos formales, no sólo con un promedio de sueldo sobrevaluado, sino garantizando las condiciones dignas para el bienestar de los mexicanos, su desarrollo profesional y su crecimiento laboral.

Dejar respuesta