*Se cumple un mes desde que un procesado de Chetumal denunció penalmente al Juez Primero Penal del Distrito Judicial de la capital del Estado por pedirle medio millón de pesos para “aminorar” su juicio

*Este es uno de los asuntos que suceden en los Juzgados Penales de Quintana Roo, en donde los jueces con la facultad discrecional que tienen pueden retrasar los procesos penales

STAFF SOL QUINTANA ROO

Chetumal.– El día de hoy se cumple un año desde que un procesado de esta capital del Estado denunció penalmente al Juez Primero Penal del Distrito Judicial de Chetumal, Francisco Ofelio Gómez Buenfil, por pedirle medio millón de pesos para “aminorar” su juicio.

Hace un año en una de las salas de los Juzgados Oral Penal, de esta ciudad, se llevó al cabo una audiencia de Control Judicial, por omisiones de la Fiscalía General del Estado de Quintana Roo, de realizar la investigación pertinente ante la denuncia del delito de cohecho, presentadas en contra del Juez Primero Penal del Distrito Judicial de Chetumal dentro de la carpeta de investigación número FGE/QR/OPB/11/6455/2019.

La audiencia se derivó de la denuncia realizada en fecha 6 de noviembre de 2019, ante la Fiscalía General del estado de Quintana Roo (Zona Sur), por Irma Yolanda Pacheco López, madre de un preso de nombre Raúl Rodrigo Alvarado Pacheco, quien fue víctima presuntamente del delito de cohecho por parte del Juez de su causa, Francisco Ofelio Gómez Buenfil, Secretario de Acuerdos en funciones de Juez Penal de Primera Instancia del Distrito Judicial de Chetumal, Quintana Roo, funcionario adscrito al poder judicial del estado de Quintana Roo.

Al terminar una de las audiencias, donde la víctima fue parte, le pidió medio millón de pesos para que las siguientes audiencias se las fije lo antes posible y deje de poner obstáculos en su asunto, y así pueda seguir con él cause legal que sigue cualquier asunto normal.

Y es que no hay que olvidar que el ciudadano Raúl (víctima) estaba siendo procesado por el delito de Homicidio Calificado, y hasta ese día no se había demostrado su responsabilidad.

Sin embargo, y pese a lo anterior, la Fiscalía se comportó omisa en investigar al Juez Primero Penal, por tal motivo, el procesado penal, acudió al Juez de Control del Sistema Penal Acusatorio del Distrito Judicial de Chetumal para efecto de solicitar audiencia y este le señale término de plazo para la investigación sin demoras.

Dicha solicitud tiene sustento en lo establecido en el Artículo 21 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, a dicha autoridad corresponde la investigación de los delitos y a las policías, quienes actúan bajo la conducción y mando de aquél.

Asimismo, conforme a lo establecido en el Artículo 211 fracción I inciso a) del Código Nacional de Procedimientos Penales, la investigación inicial comienza con la presentación de la querella o denuncia. Y que a la fecha habían transcurrido tres meses y la Fiscalía siquiera había realizado la visita al Cereso, a fin de que la víctima pueda ratificar su denuncia.

Este es uno de los muchos asuntos que suceden en los Juzgados Penales de Quintana Roo, en donde los jueces con la facultad discrecional que tienen pueden retrasar los procesos penales y hasta pedir dinero a cambio de favores, ya que reciben protección de la cúpula de poder que hasta pudiera ser porque son ellos quién envían a los jueces a pedir dinero.

Dejar respuesta