STAFF SOL QUINTANA ROO

Texas.- Este jueves Abel Revill Ochoa fue ejecutado en el Centro Penitenciario de Huntsville, tras ser condenado a muerte por asesinar a su familia en 2002.

El hombre fue ejecutado por inyección letal, casi 17 años después de ser sentenciado a muerte por asesinar en su vivienda de Dallas a su esposa Cecilia; a sus hijas Crystal, de 7 años, y Anaya, de 9 meses; a su cuñada y a su suegro.

Anuncios

Dejar respuesta