*Durante 2019, el presidente Alexander Zetina Aguiluz decidió entregar la obra pública a empresas “amigas” como lo fueron Terracerías y Construcciones Crisol S.A. de C.V. y Rolando Madrazo Cruz

*En el primer trimestre de 2019, “por invitación” y órdenes del primer Edil, la Dirección de Planeación entregó 2 millones 247 mil 070.17 pesos a dichas empresas, según consta en sus contratos

*Tuvieron a su cargo la construcción de terracerías en calles y avenidas de Buenavista, Limones y Chacchoben, así como en Lázaro Cárdenas, Nuevo Jesuralem, Blanca Flor, Reforma y Buena Esperanza

STAFF SOL QUINTANA ROO

No tiene llenadera. Alexander Zetina Aguiluz, presidente municipal de Bacalar, no sólo se apodera de decenas de hectáreas de tierras pertenecientes al Ejido, sino además entrega a sus amigos y/o socios la obra pública del municipio.

Bacalar está en manos de depredadores. En 2019, Zetina Aguiluz decidió entregar la obra pública a empresas “amigas” como lo fueron Terracerías y Construcciones Crisol S.A. de C.V. y Rolando Madrazo Cruz, respectivamente.

En el primer trimestre de 2019, “por invitación” y órdenes del primer Edil, la Dirección de Planeación entregó 2 millones 247 mil 070.17 pesos a dichas empresas, según consta en sus contratos.

Estas empresas tuvieron a su cargo la construcción de terracerías en calles y avenidas de Buenavista, Limones y Chacchoben, así como en Lázaro Cárdenas, Nuevo Jesuralem, Blanca Flor, Reforma y Buena Esperanza.

De acuerdo con el contrato No. MB-DP-IR3P-FORTAMUN-CRISOL-001-19, se destaca que con recursos del Fondo de Aportación para el Fortalecimiento Municipal.

De igual manera, el contrato No. MB-DP-IR3p-FORTAMUN-ROLANDO-002-19, en el cual también se utilizaron recursos del Fondo de Aportación para el Fortalecimiento Municipal.

EMPRESAS FANTASMAS

En diciembre de 2019, Sol Quintana Roo dio a conocer información en la cual se demostraba que el presidente municipal de Bacalar contrataba empresas fantasmas.

El presidente Alexander Zetina Aguiluz, desde 2016 cuando inició su encargo en la tierra de la Laguna de los Siete Colores inició red de corrupción al más alto nivel que se haya visto en el municipio más joven de Quintana Roo.

Los desvíos económico disfrazados de obras y el beneficio directo a amigos, parientes o simplemente por el pago de favores ha llegado a pasos insostenibles como lo es la entrega de la obra pública al mejor postor.

Desde el año 2016 Alexander Zetina Aguiluz ha entregado millonarios contratos de obra pública a empresas “fantasma” o simplemente a algunas que pertenecen a sus amigos y de dónde saca una tajada económica envidiable, como es el caso de Arquitectura y Edificaciones Golden, propiedad de Rolando Madrazo Cruz.

Alexander Zetina Aguiluz, con dádivas en efectivo y en especie, así como regalos a sus colaboradores cercanos mantiene secuestrada la administración pública y entrega la obra pública a sus empresas de papel.

Adriel Hu Deceano fue el “contratado” para la pavimentación de calles en diversas localidades del municipio de Bacalar y por ellos en 2018 recibió la cantidad de 8 millones 232 mil 900.6 pesos.

El primer Edil ha trabajado desde con Arquitectura y Edificaciones Golden, de Rolando Madrazo; Terracerías y Construcciones CRISOL y ahora para evitar más reclamos ha decidido hacerlo con empresas de nueva creación.

En 2017 hizo lo propio con Terracerías y Construcciones CRISOL, una empresa creada para sustituir a Edificaciones Golden, y para la cual estaban destinados varios contratos millones para el año de 2018.

De igual manera, hizo lo propio al contratar a la inexistente empresa de Adriel Hu Deceano, Rosbi Gutiérrez y Rolando Madrazo, con la intención de no mostrar favoritismo ante nadie, aunque en realidad las empresas son la misma con diferentes nombres y prestadores de nombres.

Es decir, toda la obra pública se ha otorgado a estas empresas, sobre todo cuando se trata de terracerías y pavimentación. Esculcando entre los documentos y entrega de obras se puede observar que alrededor del 50 por ciento fue adjudicado a las antes mencionadas.

Sin embargo, hay que analizar que el resto de la obra por repartir queda a manos del Director de Planeación quien se la ha entregado a Construcciones Civiles y Viales, Romma, Rebelde, Pedro Caamal y Reint, entre otros contratistas, a los cuales se le han otorgado contratos por varios millones de pesos.

Es decir, el presidente municipal de Bacalar y su socio colaborador no licitan la obra pública, sino todo lo contrario, la venden al mejor postor.

 OBRA PARA GRUPO SELECTO

El presidente municipal Alexander Zetina Aguiluz no ha dejado de saquear el erario público del territorio que gobierna, y es que desde hace cuatro años tiene “acaparada” la obra pública, misma que sólo le entrega a un grupo selecto de empresas, como lo ha denunciado públicamente Sol Quintana Roo.

El político emanado de Nueva Alianza tiene como proveedores reales y con participación directa, además a las empresas Aceros y Perfiles del Caribe S.A. de C.V. y Sack Construcciones y Maquinarias S.A. de C.V., respectivamente.

Durante 2018, estas empresas fueron supuestamente beneficiadas con la construcción o rehabilitación de Domos Deportivos en las comunidades de Guadalupe Victoria, Lázaro Cárdenas y Tierra Negra, donde se invirtieron más de 6.7 millones de pesos.

Desde el inicio de su primera administración se ha dedicado a obtener ganancias bajo el agua y contratar a las mismas empresas, aunque no se cumplan al ciento por ciento lo pactado y las mismas salgan más caras.

Es por eso que durante sus primeros tres años de administración pública fue cuestionado en un sin número de ocasiones, hasta por los integrantes de la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción (CMIC), porque supuestamente beneficiaba de manera directa a empresas amigas, algo que al parecer se puede observar en los contratos.

 LA COMPLICIDAD

En complicidad con autoridades municipales de otros municipios, y hasta del gobierno del cambio, entrega obra pública a empresas que son propiedad de funcionarios públicos y/o regidores de otras localidades de Quintana Roo.

El ayuntamiento de Bacalar en beneficio propio entrega la obra pública al mejor postor y en lo que va de 2018 hizo una inversión superior a los 34 millones de pesos, recursos provenientes del FISM y de PDR Proyectos de Desarrollo Regional (A), dejando cada vez más pobre e indefenso al municipio.

Sol Quintana Roo exhibió en su momento el documento oficial que comprueba cómo el AYuntamiento de Bacalar y su presidente municipal, Alexander Zetina Aguiluz, realiza un tráfico de influencias, y hasta nepotismo, en el gasto público municipal.

En 2018, el gobierno municipal entregó a sus “proveedores” millones de pesos del erario público para obras insatisfactorias, tal y como por enésima ocasión este medio en línea lo detalla y da conocimiento de las empresas “justificadas”.

Entre las obras cedidas destacan: La Construcción de Pavimento en calles del municipio de Bacalar, en la cual el Ayuntamiento local contrató a Terracerías y Construcciones Crisol S.A. de C.V., a quien le pagó 9 millones 841 mil 659.61 pesos, recursos obtenidos de PDR Proyectos de Desarrollo Regional (A) 2018, para su realización.

La construcción de terracerías en calles en la ciudad de Bacalar, el Ayuntamiento contrató a la empresa Terracerías y Construcciones Crisol S.A. de C.V, a quien le pagó un monto de 3 millones 816 mil 377.33 pesos, con recursos del FISM, para su ejecución.

Asimismo, el gobierno de Alexander Zetina Aguiluz contrató a Miguel Ángel Sandoval Cárdenas para la elaboración del Programa Municipal de Vivienda y Construcción de Pisos Firmes Ruta 1, a quien se le pagó la cantidad de 2 millones 594 mil 269.11 pesos, provenientes del FISM.

Por último, para la elaboración del programa municipal de vivienda y construcción de baños con Biodigestor Ruta 1 se contrató a Evo HD Constructora S.R.L. de C.V., a quien con recursos del FISM se le pagó 2 millones 153 mil 908.17 pesos.

Anuncios

Dejar respuesta