*Estudio de BBVA asegura que el impacto del sargazo en las economías de los principales destinos turísticos de Quintana Roo no fue tan grave como la llegada las aplicaciones digitales de hospedaje

*Pese a que se prevé que la llegada de alga será menor en 2020, los gobiernos federal, estatal y municipales se desagarran por la obtención y distribución de millonarios recursos para la contención y limpieza del alga

STAFF SOL QUINTANA ROO

El arribo crónico de sargazo a las costas de Quintana Roo se ha convertido en un elemento de presión para que los gobiernos estatal y municipales puedan acceder a millonarios recursos bajo el supuesto de contener y limpiar la llegada del alga a los principales destinos turísticos de Caribe Mexicano.

Un estudio de BBVA sobre el arribo histórico del sargazo a Quintana Roo concluye que la postura del gobierno estatal y del sector privado en Quintana Roo de considerar que el fenómeno es una problemática de gran trascendencia, con altos costos y pérdidas económicas, es un tanto exagerada, pues los índices económicos del destino muestran otras variantes.

Explica que las pérdidas más severas del sector hotelero provinieron de las aplicaciones digitales de reservaciones y otros factores mientras que los prestadores de servicios turísticos no registraron pérdidas, según el estudio.

En las conclusiones, el documento que se basa en la Big Data explica que la llegada de sargazo a las playas de Quintana Roo ha generado mucha polémica, debido a sus posibles efectos económicos en el sector turismo. “Mientras el gobierno federal piensa que es un problema menor, el gobierno y el sector privado de esta entidad federativa consideran que es una problemática de gran trascendencia, con altos costos y pérdidas económicas”.

En 2018, dice BBVA, el sector turismo contribuyó con el 8.7% del PIB nacional y generó 2.3 millones de empleos directos, es decir, 6.0% del total de los trabajos remunerados del país. “Es por ello que el tema del sargazo se ha vuelto de gran interés en México entre 2018 y 2019. El análisis de las tendencias en internet y redes sociales muestra que el interés en el tema aumentó en las temporadas de calor de Semana Santa y de las vacaciones de verano, cuando se puede presentar mayor recale de la macroalga; aunque los picos más altos se explican por la cobertura mediática a las presentaciones de las estrategias del gobierno para la atención del sargazo”.

Por un lado, explica que se observó que entre enero y septiembre de 2019 una caída en la ocupación hotelera del 2.2% al 5.0% en términos anuales en las principales playas de Quintana Roo (posiblemente atribuido al aumento de la competencia por plataformas como Airbnb); pero por el otro lado, crecieron las llegadas de viajeros al aeropuerto de Cancún, tanto nacionales (+2.4%) como internacionales (+0.1%), y de turistas que arribaron en crucero al puerto de Cozumel (+7.9%). La cifra de turistas internacionales a Tulum, la zona arqueológica más visitada del estado disminuyó 13.3%, pero aumentó 7.5% el de turistas nacionales. Respecto a los indicadores de empleo, no se observaron diferencias estadísticamente significativas en las variaciones de la tasa de desempleo, la tasa de subocupación y la tasa de informalidad.

Según el estudio, los resultados a través del Big Data sobre las operaciones en comercios adquirientes afiliados a la red BBVA en México. A través del sobre el desempeño económico de cuatro destinos de playa de Quintana Roo (Cancún, Riviera Maya, Cozumel e Isla Mujeres) durante los tres principales periodos vacaciones en México para el ciclo 2018-2019: fin de año 2018 e inicio 2019, Semana Santa de 2019 y verano de 2019.

Para contrastar la información, construyó un grupo de comparación integrado por otros 10 destinos de playa de México, los cuales están fuera del área de afectación por sargazo.

Considerando todos los sectores de actividad económica, el análisis de Big Data indica que en el ciclo 2018-2019 los montos totales operados por adquirientes en Cancún y la Riviera Maya tuvieron una contracción anual real del 1.8% y 3.3%, respectivamente, explicado principalmente por una caída real del 21.2% en las ventas de comercios adquirientes al detalle en el estado de Quintana Roo. Así, los destinos de playa en este estado tuvieron un peor desempeño que el promedio de otras playas en México, que aumentaron 1.1% real en términos anuales, impulsado por buenos resultados en Manzanillo, Playas de Rosarito, Puerto Vallarta y Mazatlán.

En tanto la disgregación de los resultados por periodo vacacional, mostró que nuevamente que los destinos de playa de Quintana Roo tuvieron desempeños inferiores que el promedio de las otras 10 playas analizadas de México:

a) En las vacaciones de término de año 2018 e inicio de 2019, se esperaría no observar afectaciones importantes por sargazo en la actividad económica de Quintana Roo, debido a la temporada de frío. Para este periodo vacacional, los datos indican que Cozumel tuvo un crecimiento real del 6.8%, superior a otros destinos de playa del país (+5.4%), pero la Riviera Maya (+2.6%) tuvo un desempeño inferior al nacional y Cancún se contrajo 1.4%.

b) Durante las vacaciones de semana santa y verano de 2019 se presentaron disminuciones reales en los otros 10 destinos de playa de México, del 2.3% y 3.5%, respectivamente. Las playas de Quintana Roo tuvieron contracciones económicas de mayor magnitud: Cancún (-3.2% y -6.4%, respectivamente), Cozumel (-7.0% y 3.8%) y la Riviera Maya (-8.1% y -12.6%) con las mayores afectaciones.
Cabe señalar que el periodo de mayor recale de sargazo a las playas fue entre finales de abril hasta junio de 2019.
En las vacaciones de fin de año 2018 e inicio 2019 y en las vacaciones de semana santa de 2019 se presentaron recales mínimos de sargazo, mientras que durante las vacaciones de verano la mayor parte de las playas presentaron concentraciones bajas o moderadas de sargazo, por lo que es difícil poder atribuirle afectaciones directas.

El análisis por actividades económicas vinculadas con el turismo para el ciclo 2018-2019 indica que el monto total operado en el sector hotelero incrementó en Quintana Roo en 5.4% en términos reales, cifra superior a las playas en otros estados de la República Mexicana que fue del 1.0%; mientras que otros sectores vinculados directamente al turismo, como las agencias y portales de viaje y autobuses, tuvieron crecimientos reales positivos. El sector de restaurantes y alimentos preparados en Quintana Roo repuntó 2.0% en términos reales, mientras que los autoservicios y tiendas departamentales aumentaron 9.2%.

En síntesis, el análisis de Big Data para el ciclo 2018-2019 indica que la actividad económica agregada de las playas de Quintana Roo tuvo un peor desempeño que otras playas, pero al mismo tiempo, el sector hotelero, el de restaurantes y alimentos preparados, las agencias y portales de viaje, y los autobuses tuvieron crecimientos en términos reales y en algunos casos superiores al promedio de otras playas de México.

Así, los resultados de los análisis de variables económicas y de Big Data no parecen apoyar la hipótesis de una grave afectación al sector turístico derivado del recale de sargazo durante 2019. Es posible que, hasta cierto nivel, el recale de sargazo haya sido un factor menor en la demanda turística de los destinos de playa Quintana Roo. O tal vez, es posible que las acciones de contención y recolección de sargazo por parte de los diferentes niveles de gobierno, sector privado y sociedad civil hayan sido efectivas y lograron mitigar los efectos negativos de esta macroalga en las costas mexicanas.

Afortunadamente para las playas del Caribe mexicano, los últimos registros de imágenes satelitales indican que el recale de sargazo podría ser muy bajo para 2020. En promedio, la presencia de sargazo en 2019 en el Mar Caribe y Golfo de México fue significativamente mayor que la mayoría de los años entre 2001 y 2018, sin embargo, en el último trimestre de 2019 se presentó una caída drástica a niveles no observados en los últimos 5 años. Las razones detrás de este florecimiento récord y la fuerte disminución desde septiembre de 2019 aún no se han determinado (Optical Oceanography Lab, 2019a, 2019d).

Como se señala en Wang et al. (2019), la “anomalía” del Gran Cinturón de Sargazo del Atlántico parece que será permanente. Los gobiernos federal, estatal y local y el sector privado deben tener preparados los planes, acciones y recursos para hacer frente a la problemática del sargazo en caso de que se presente en 2020 o en años subsecuentes.

Por otro lado, el alentador panorama pareciera no importarles a los gobernantes y empresario pues la disputa con los contratos millonarios cobra más fuerza, pues saben que las tareas de contención y recolección de sargazo será relativamente fácil.

 

El riesgo del sargazo para la economía y turismo de Quintana Roo y México (Documento de trabajo)
El riesgo del sargazo para la economía y turismo de Quintana Roo y México (Documento de trabajo)
El riesgo del sargazo para la economía y turismo de Quintana Roo y México (Documento de trabajo)
El riesgo del sargazo para la economía y turismo de Quintana Roo y México (Documento de trabajo)
El riesgo del sargazo para la economía y turismo de Quintana Roo y México (Documento de trabajo)
El riesgo del sargazo para la economía y turismo de Quintana Roo y México (Documento de trabajo)
El riesgo del sargazo para la economía y turismo de Quintana Roo y México (Documento de trabajo)
Anuncios

Dejar respuesta